2012-10-01 12:10 FC Barcelona Por: Administrador

Michel está en el bando de los que se quejan cuando el árbitro acierta



A Tito Vilanova no le gustó el arbitraje de Mateu Lahoz. Cuando se lo dijeron a Michel, un digno exponente de los valores y educación madridista, se puso a reir. El mismo que se había encarado con el árbitro para llamarle sinvergüenza se puso a reir. Es lo menos que se puede esperar de un tipo así, con un ADN blanco, banquísimo y que no ha empatado contra nadie como entrenador. Michel, que en su época de jugador ya gustaba de tocar a los rivales sus partes nobles sin que los árbitros le llamaran la atención, quería que Mateu Lahoz le echara un cable ante el Barça. Y casi lo consiguió. Lo que sucede es que, incluso con el árbitro en contra, el Barça es mucho Barça y su Sevilla, el mismo que ganó al Real Madrid, cayó ante el Barcelona sencillamente porque fue inferior, porque creó menos oportunidades y tuvo menor posesión del balón. Michel puede reir todo lo que quiera, pero eso es lo que hubo en el Sánchez Pizjuán, superioridad abrumadora del Barça y un árbitro malo que perjudicó a los dos equipos. No sólo al Sevilla.

Como diría Mourinho, se ha creado un bando de entrenadores capitaneados por Michel, que están en contra de que el árbitro acierte. Medel agredió a Cesc, con más o menos violencia, con más o menos aparatosidad, pero le agredió. Y eso es expulsión. Le guste o no a Michel. Le guste o no a la caverna mediática que escribe al dictado de Florentino Pérez. Lo que no puede ser ahora es acribillar al árbitro por pitar algo bien.



Y la mano de Thiago fue tan involuntaria como la de Kondogbia, que tampoco la pitó el árbitro y pudo haber significado su expulsión. Estamos en los de siempre. Repitiendo una mentira mil veces se consigue que algún débil mental pique, Se trata de repetir la jugada mil veces para encontrarle la voluntaried deseada. Y entre tanto, se van cometiendo atracos en el Bernabéu sin que nadie de la Central Lechera o Caverna Mediática al servicio de Florentino pierda un segundo en denunciarlo. Será que quizá lo normal es que en el Bernabéu se representen siempre atracos y no sea noticia que el Madrid gane gracias al árbitro. Será por eso. O sencillamente porque cumplen órdenes.


Deja tu Comentario