2012-06-13 11:06 Real Madrid Por: Administrador

Mickael llamó “hijo de puta” y "blanco de mierda” a Suárez



Pete Mickeal dejó en entre dicho su categoría con una acción deleznable que mostró los peores modos culés. Gritos y aspavientos en la pista, agresión a Velickovic y como si nada, el estadounidense no fue expulsado, solo fue castigado con una técnica y una antideportiva.

Este intentó poner excusas, y faltó al respeto a Carlos Suárez: “Es un idiota y está frustrado, traspasó la línea", apuntaba el jugador del Barça, que desprestigió en todo momento al alero madridista: “Es una final dura, muy física, con mucho contacto. Es normal. Para mi es normal. Me gusta el contacto. Y Suárez es un idiota, pero para mí no pasa nada. Es una cosa buena en baloncesto. Suárez es... no sé. Tienes problemas, no hace tiros en esta serie, no hace nada. Sólo yo uno contra uno contra él y meto todo canastas contra él. Está frustrado. Normalmente es sólo baloncesto, pero ayer cruzó la línea", apuntaba.



El madridista no ha aguantado la falta de respeto del jugador catalán y ha dado su versión: "Antes se había pasado todo el partido diciéndome cosas. Me había llamado hijo de puta y blanco de mierda. Reconozco que cometí un error cuando luego le di dos collejas. Después, Mickeal saltó contra Velickovic". Parece que los valores del Barça se ven otra vez al descubierto, y se demuestra que, como diría Xavi, no saben perder. 


Deja tu Comentario