2012-08-28 22:08 Real Madrid Por: Administrador

Modric: Muchas soluciones y un sacrificado, Kaká



Con el fichaje de Modric se pone punto y final al culebrón más largo del verano en el mercado. Analizado desde un punto de vista deportivo y táctico, su presencia en la plantilla madridista sólo puede ser calificado de positivo. Llega para darle al equipo un plus de creatividad en el centro del campo que no tenía, ya que todo el juego en la medular pasa necesariamente por las botas de Xabi Alonso.

Eso es precisamente lo que el Madrid lleva tiempo queriendo subsanar. Alonso es de los mejores del mundo, si no el mejor, en su posición, pero en ocasiones se ve demasiado sólo en su función de distribuir el juego. Normalmente sus socios son Khedira o Lass, jugadores de corte defensivo y cuya función es robar para después dársela al tolosarra. La temporada pasada llegó Sahin para tratar de ayudar, pero se pasó el año prácticamente en blanco por las lesiones y después Mourinho consideró que no tenía el nivel competitivo adecuado para rendir al mismo nivel que el resto del grupo.



Granero fue el único futbolista de corte creativo del que pudo tirar Mourinho para acompañar a Xabi durante el año pasado cuando requirió un fútbol menos directo y de más elaboración. Ahora podrá tirar también de Modric, otro de los mejores del mundo en su posición. El croata ofrecerá principalmente dos variantes al sistema táctico y al estilo de juego de los blancos:

Formando junto a Xabi en el mediocentro

Gran parte del madridismo y de la prensa deportiva quiere ver a Modric formando un doble pivote junto a Alonso. El croata dijo ayer mismo durante la rueda de prensa de su presentación que es donde ha jugado mejor y donde se siente más a gusto. Tiene capacidad para bajar hasta su propio campo para sacar el balón, mucha visión de juego y es capaz de hacer desplazamientos en largo. Con ambos manejando el juego el Madrid gana mucho potencial para retener el balón, mantener la posesión y elaborar con seguridad en el centro del campo buscando con paciencia a los hombres de arriba, variando un poco el estilo directo actual. Incluso Mou puede "exagerar" ese estilo introduciendo líneas de centro del campo compuestas por Granero, Alonso, Modric y Özil, toque puro. La asociación del vasco y el croata con el alemán, que seguirá más instalado en la media punta, será letal.



En lugar de Özil en la media punta o junto al alemán

La otra gran corriente de prensa especializada no ve a Modric como un centrocampista capaz de manejar el juego como Xabi Alonso y sí como un media punta, un competidor con Özil por ocupar la línea de tres justo por delante de Khedira y Xabi. En cualquier caso, con el balcánico, Özil encuentra una competencia que le hará esforzarse más para evitar esos bajones físicos y de rendimiento que suele atravesar en ciertos momentos de la temporada, como ahora. Sabe que ya hay alternativas y que no tendrá la titularidad asegurada. Esto es positivo para el Madrid. Además, existe otra variante táctica que puede consistir (y desde aquí apostamos bastante por esta alternativa) en colocar a ambos por delante del clásico doble pivote Khedira-Xabi, sacrificando a un Di María que suele partir desde el banquillo muchas veces a lo largo de la temporada debido a su tendencia a tener problemas físicos. El argentino, además, serviría como revulsivo en las segundas partes, aprovechando su velocidad frente a defensas cansadas. De esta forma, Alonso se seguiría asociando con dos "peloteros" y tendría como escudero a Khedira a su espalda. Cristiano seguiría cabalgando por la izquierda, con Benzema o Higuaín de delanteros. 

El gran sacrificado: Kaká Cualquiera de las dos variantes anteriores tiene un perjudicado fundamental: Kaká. El brasileño ya sabe desde hace semanas la decisión de Mourinho de no contar con él como primera opción para esta temporada. Modric le cierra aún más las posibilidades de contar algo. Tendría que pelear contra seis jugadores por hacerse un hueco (Khedira, Lass, Alonso, Modric, Özil y Granero) y el croata puede realizar justo las dos funciones en las que él podría intentar ayudar (más retrasado junto a Xabi o de media punta). El Madrid le sigue buscando una salida y él tiene que afrontar que debe marcharse si quiere tener minutos, pero su sueldo sigue siendo un problema. Galliani podría intentar hacer un esfuerzo por él esta misma semana (se habla de que incluso estará en Madrid), pero el Milan le quiere cedido y el Madrid no pasará por el aro. Su situación es realmente complicada.



Deja tu Comentario