2012-07-10 09:07 FC Barcelona Por: Administrador

Montoya-Carvajal: la diferencia de Barça y Madrid



Laterales derecho jóvenes y prometedores, aspiraban a dar el salto al primer equipo de Barça y Madrid este próximo curso, pero mientras que el Barça ha brindado la oportunidad de demostrar su calidad a Montoya haciéndole hueco en la primera plantilla, el Madrid ha cortado las alas de Carvajal, obteniendo un ínfimo traspaso vía Leverkusen y guillotinando cualquier posibilidad del joven jugador de triunfar en su casa.

Montoya, de 21 años, verá cumplido su sueño de formar parte del primer equipo del Barça tras una vida en La Masia, en la que ha pasado por todas las categorías inferiores del club. El lateral derecho barcelonés simboliza el éxito del modelo culé, basado en el buen trabajo con la gente de casa. Cierto es que en algunas ocasiones el Barça tiene que abrir sus puertas porque hay jugadores que no caben en el escalón más elevado de la cantera blaugrana, también hay otros a los que se tiene que recuperar tras un tiempo alejados de Can Barça –como son los casos de Piqué, Cesc, Cuenca, Tello o Jordi Alba–, pero ninguno de estos casos empaña la filosofía de cantera que impera en la entidad catalana, dónde por encima de todo se huye de posibles clanes holandeses, portugueses, etc. que rompan la sintonía de un vestuario que funciona a las mil maravillas que gente de casa, que ama al club de toda su vida.



Por su lado, el Madrid sigue dando bandazos llenos de impaciencia y falta de proyecto. Obligados por la patente superioridad futbolística blaugrana, en la Casa Blanca se ven forzados a tirar de cartera para fichar y fichar olvidando por completo los jugadores de La Fábrica. Bajo el timón de Mourinho, se cuentan a decenas los jugadores que han tenido que huir de Madrid para proseguir con sus carreras futbolísticas si no querían verse estancados por la ignorancia del técnico de Setúbal, que siempre ha priorizado fichar a medianías extranjeras como Coentrao a precio de oro – más aún si llegan de la mano del representante Jorge Mendes– que al propio talento que tenía en casa. El último ejemplo lo ha sufrido Carvajal, el prometedor lateral de 20 años que ha tenido que emigrar al Bayer Leverkusen ante la ignorancia a la que le sometían en el Santiago Bernabéu.

Así las cosas, el Madrid seguirá tirando de cartera para intentar equipararse a un Barça que goza de la mejor cantera del mundo. Tanto es así, que en Can Barça cada vez se ve más cerca el gran sueño de Tito Vilanova, alinear de titulares a once canteranos en partido oficial, un anhelo que con Montoya ya es posible.


Deja tu Comentario