2015-05-14 16:05 Real Madrid Por: Administrador

Morata no es el primer ex que castiga al Madrid



No hay peor pesadilla para un equipo que la de que te visite un exjugador al que rechazaste por su falta de calidad y después se resarza marcando gol en tu propia casa. En el Real Madrid, la mayor fábrica de futbolista de la liga española, están muy acostumbrados a que les visiten antiguos madridistas que se toman la venganza de forma personal.

El último ha sido Álvaro Morata, canterano repudiado este verano por Carlo Ancelotti, que esta temporada está triunfando en la Juventus de Turín donde ya ha ganado la liga, se ha clasificado para la final de Copa y para la de la Champions, tras eliminar al Madrid marcando en Turín un tanto del 2-1, y otro en el empate a uno de su equipo el miércoles pasado.



Pero antes de Morata otros muchos se resarcieron en el coliseo madridista. Como Fernando Morientes,que cuando estaba cedido en el Mónaco marcó un gol importante en el Santiago Bernabéu en el partido que su equipo perdió 4-2. En la vuelta otro gol del "moro" hizo que los del Principado vencieran al Real 3-1 y se clasificaran para la final ante el Oporto, parecido a lo sucedido con Morata.

El actual entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique, también sabe lo que es marcar en campo madridista tras abandonar la temporada anterior el equipo de Concha Espina. Lucho le hizo cinco goles a los blancos en su carrera como azulgrana, festejados todos ellos con un exceso de efusividad. 

Bernd Schuster hizo lo pripio tras fichar por el Atleti en 1992. El alemán hizo el segundo tanto del 0-2 que los colchoneros le endosaron a los blancos en su propio campo en la final de Copa del Rey, una tragedia absoluta.



Otros como Daniel García Lara o Dani Parejo también truncaron títulos al club que un día les dio de comer. El delantero con el Zaragoza en la final de Copa del 2004, que ganarían los maños 2-3; y el centrocampista con su actual equipo, el Valencia, en la temporada pasada cuando hizo uno de los tantos ches en el empate a 2 que quitó la posibilidad para los de Carlo Ancelotti de hacerse con el título de liga.

Por no olvidar el verdadero azote madridistas en tiempos de Frank Rijkaard como era Samuel Eto'o. El camerunés se reivindicó en el Bernabéu jugando en con el RCD Mallorca primero, y con el FC Barcelona después.

Una larga lista negra a la que ayer noche se le sumó el nombre de Álvaro Morata y a la que esperamos, por el bien de afición y club, que no vuelva a sumarse nadie más. 


Deja tu Comentario