2016-06-16 12:06 Fichajes Por: Administrador

Morata no se lo pone fácil al Real Madrid



Carlos Muñiz El horizonte del mercado de los fichajes del Real Madrid se va despejando poco a poco. Mientras Paul Pogba se aleja y con él David De Gea, Robert Lewandowski y Eden Hazard, Álvaro Morata parece haberse convertido en el objetivo número uno de la política de refuerzos del club blanco para la próxima temporada. Al Real Madrid le basta con depositar en la mesa de la Juventus los 32 millones de euros contemplados por contrato en el caso de que quisiera hacer valer su derecho de repesca. Pero la novedad es que Álvaro Morata no lo va a poner fácil.

No aceptará ser moneda de cambio

Últimas informaciones de fuentes que han tenido acceso al entorno más próximo al jugador explican que Álvaro Morata es consciente de que la última palabra la tiene él y que no va a transigir ni en el apartado económico ni en el deportivo.  Es más, si no alcanza un acuerdo con el Real Madrid su intención es seguir en la Juventus, en donde se siente valorado y es feliz. Lo que Morata no va a aceptar es una cesión después de ser recomprado. Si el Real Madrid le quiere será para jugar en el primer equipo blanco. Es decir, nada de Arsenal y nada de Chelsea. No aceptará ser moneda de cambio en otra operación. Y lo que desea es que si no cuentan con él, que se lo digan. En ese caso forzará la situación para quedarse en Italia.

El dinero que quiere cobrar en el Real Madrid

Otra decisión de Morata que no se lo pone fácil a Florentino Pérez es su exigencia de percibir 7,5 millones de euros netos al año, tal y como sostiene hoy La Gazzetta dello Sport. Morata cobra en la Juventus la mitad y Florentino no parece dispuesto a asumir el coste de 15 millones anuales que supondría acceder al deseo del jugador y que le situaría en la banda alta de los jugadores mejor pagados de la plantilla en la escala salarial.

Las condiciones deportivas

Y finalmente existen los condicionantes deportivos. Morata se fue del Real Madrid cansado de ser carne de banquillo. En Turín ha descubierto que tiene nivel para ser titular en un grande de Europa. De hecho es el delantero centro titular de la selección española en la Eurocopa. Es consciente de la calidad y la valía de los integrantes de la BBC, pero él quiere estar situado y valorado a su mismo nivel. Es decir, que exige repartirse los minutos con Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema. Serían cuatro futbolistas para tres plazas. Lo que Morata tiene muy claro es que no quiere regresar al Bernabéu con la categoría de "becario" que tenía cuando marchó. No quiere tampoco salir a jugar para darle el balón a Cristiano Ronaldo cada vez que caiga en su poder. Y pide autonomía, que una cosa es ayudar al equipo y a los compañeros y otra ejercer de vasallo de alguien. Con Cristiano Ronaldo ya vivió algún que otro encontronazo por no pasarle el balón que no desea que tenga repetición. No son condición desorbitadas, pero si difíciles de conceder. Morata no se lo pone fácil a Florentino Pérez.

Deja tu Comentario