2017-03-08 07:03 FC Barcelona Por: Administrador

Morata, el último provocador del Real Madrid



El Real Madrid sigue demostrando su 'señorío' allá por donde va. Los merengues, que no sólo no saben perder, tiran de ego y de vanidad cada vez que ganan un partido/eliminatoria un poco disputada. En Nápoles el equipo madridista estuvo cerca de la eliminación y de la prórroga, pero un gol de Morata en el descuento sirvió para sentenciar a los italianos y para demostrar que Zidane cuenta con otro provocador en su equipo. A pesar de contar con pocos minutos -y por ende, marcar pocos goles-, el canterano blanco quiso dedicar su momento de celebración a burlarse y provocar al equipo rival. El gol de Morata remató al Nápoles, y el delantero sacó a pasear sus complejos llevándose el dedo índice a los labios para 'callar' San Paolo. Un feo gesto en respuesta a los pitos que recibió durante el encuentro por su pasado juventino.

Morata inició el conflicto con la afición del Nápoles

Fue el merengue quien empezó, cuando en su momento dijo que nunca vestiría la camiseta napolitana. El rechazo provocó los abucheos del estadio ayer. Pero por si no fuera poco marcar el gol que significaba el golpe de gracia, Morata sintió la necesidad de montar un numerito para dejar claro que está por encima de eso. Tuvo la oportunidad de hacerlo elegante, y quedó como un provocador ante los ojos de San Paolo y de Europa entera. Estos son los auténticos valores del Madrid que los jugadores profesan por donde van.

Deja tu Comentario