2012-03-11 23:03 Real Madrid Por: Administrador

'Mou' planta cara a la soberbia de Pep y del Barça



Lo hizo ya la temporada pasada y en esta ha vuelto a repetirlo. Parece que el nerviosismo se hace con la culerada y tiene que salir el líder a calmar los ánimos, a desviar la atención. Supo hacerlo bien la temporada pasada en la rueda de prensa previa al partido de ida de la Champions, cuando salió a decir aquello de que Mouirnho era "el puto amo". El mismo que presume de valores va mostrando así sus modales ante el mundo entero. Una vez más quedó demostrado cuál de los dos domina los lances con la prensa.

Como aquella vez la broma le salió bien, esta temporada ha decidido recurrir a lo mismo para intentar darle la vuelta a una situación que le sobre pasa. Pero a Guardiola este traje sigue yéndole demasiado grande. Lo demostró cuando no tuvo más remedio que hablar directamente del entrenador madridista, atacándole directamente. Desde luego, esos no son los modales que se esperan del que quieren que sea el mejor entrenador del mundo. Pero es lo que le queda al barcelonismo. Intentar dar un golpe de efecto desde el entorno para dar un giro a una situación que se les hunde a marchas forzadas.



Por su parte, José Mourinho está por encima de todo esto. Controla a la perfección las ruedas de prensa y los mensajes que deben emitirse, pero sin decir nada por lo que se le pueda acusar directamente o que le pueda repercutir posteriormente porque haya alguien que se haya molestado. En este caso el molestado fue Guardiola, pero nadie llegó a nombrarlo en la sala de prensa, ni a él ni a su maravilloso equipo.

Porque para pelear en las salas de prensa hay que saber, hay que llevarlo dentro, y José Mourino sabe muy bien lo que hace. El madridista no se deja avasallar y sabe muy bien lo que decir en cada instante. El portugués siempre ha sabido decir las cosas en el momento justo y con el tono exacto para que los receptores entiendan el mensaje pero sin que le puedan decir nada directamente. "Hay otros más listos, que hablan por ellos y se quedan con su cara de inteligentes. Como entrenador imperfecto que soy, cuando veo algo que no me gusta lo digo", respondió ayer en la rueda de prensa posterior al encuentro ante el Betis. Respuesta sutil, inteligente y directa, pero sin alusiones.

Y ahora que sigan acusando al madridismo de atacar al Barça o a "Mou" de meterse con Guardiola. En todo caso es él el primero en atacar y lo hace con nombres y apellidos. Y no sólo los del portugués, sino también los de los árbtros, que como decía Mourinho, "después dicen que no hablan". En otras palabras, acusan al madridismo de mal comportamiento cuando en realidad son ellos lo que no dejan de hablar y acusar. Basta ya de fijarse en lo ajeno, que más les valdría corregir todos los errores que no dejan de cometer. Auqnue quizás son demasiados.




Deja tu Comentario