2011-10-19 12:10 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho, cobarde, ignorante, mentiroso y ofuscado



Ni siquiera los pequeños éxitos le sirven para ser feliz. Ni cuando gana por 4-0 sabe disfrutar. Precisa recordarse a sí mismo y al mundo entero que existe otro equipo, el Barça, que gana y necesita demostrar, aunque sea con patéticos argumentos, que gana mal.

Ayer, tras el Real Madrid-Lyon, el Barça estuvo presente en su discurso postpartido. Pero no se atrevió a nombrarlo. Es cobarde en la agresión física y también en la agresión verbal. Si tan seguro está de lo que dice, que dé nombres y apellidos y no se esconda cobardemente detrás de "otros equipos" que todos sabemos cuál es.



Este hombre nunca podrá ser feliz. Hasta después de ganar 4-0 tiene que lamentar que el Barça, en una interpretación muy discutible, tenga rivales más asequibles en su grupo. ¿Qué tendrá eso que ver con el partido que ayer jugó el Madrid? Dijo: ""El nuestro tiene un gran equipo francés, un gran equipo holandés y al campeón de Croacia. En otros, los grandes equipos son más afortunados porque he tenido que mirar en Internet para saber de dónde son sus rivales. El grupo no es fácil. Lo que pasa es que nosotros estamos haciendo un gran trabajo". Por un lado Mourinho demuestra sus luces, su escasa cultura y su desconocimiento de la geografía. Penoso para un profesional que cobra 10 millones y que debe estar al día de todos los equipos de Europa, sean de donde sean. Pero el ex traductor no da más de sí. Y por otro lado, es muy discutible el contenido de su discurso. El problema es que nadie le puede llevar la contraria y así consigue que sus mentiras repetidas se conviertan en verdad. En el grupo del Barça juega el Milan, actual campeón de Italia y siete veces campeón de Europa, dos de ellas en los últimos diez años. No es comparable el Ajax, en el grupo del Madrid, un equipo formado con pseudojuveniles que ganó 3 copas de Europa hace 30 años y la última hace quince con Van Gaal. Desde entonces, el Ajax no es más que un comparsa en competiciones europeas, como bien le consta al Real Madrid. El Bate Borisov, que debe ser el que no le suena a Mourinho, se enfrentó al Madrid hace poco y no es menos que el Dinamo de Zagreb, un equipo que jamás ha pintado nada en Europa. Y el Viktoria tampoco desmerece mucho del Olympique de Lyon, un equipo que fue algo con Diarra, Benzemá, Abidal y Juninho, que era cuando eliminaba al Madrid de Europa,  y que hoy en día no es nadie. De hecho jamás ha ganado nada serio en Europa y  tampoco gana ya en Francia desde hace tres años. Y la prueba de su endeblez es el 4-0. De hecho, en la época esplendorosa del Olympique de Lyon, cuando tenía a Benzemá y eliminaba al Madrid, el Barça ya le dio un serio repaso en el Camp Nou.

Pero cualquier argumento es bueno para Mourinho con tal de crispar, ofender, molestar y desestabilizar. De eso vive, de esparcir dudas sobre los demás callando sus propias miserias, como las que le llevaron a ganar títulos bajo sospecha en Portugal y la Champions con el Inter, la más adulterada que se recuerda, Ovrebo incluido.

Y sigue Mourinho: "La UEFA puede estar tranquila. No limpiaremos jugadores de tarjetas porque no podemos. Otros sí pueden". Siempre llorando. Cualquier argumento es válido para justificar futuros fracasos. Hasta meterle el dedo en el ojo al prójimo. Todo vale en el manual de este caballero que pasea su magisterio de malos modos por el fútbol español y que además pretende que no le sancionen cuando se ríe del prójimo forzando tarjetas con representación teatral incluida. Si chulo es para provocar, chulo tiene que ser para aceptar la sanción.



"Cuando marcamos el gol no es válido y ve una tarjeta amarilla Xabi. No es justa. Nosotros no lo hacemos siempre pero un jugador inteligente ha visto el movimiento y no entiendo la tarjeta amarilla. Hay equipos que marcan goles sacando faltas rápidas, pero a nosotros no nos dejan y nos sacan amarillas". Oyéndole da la sensación de que el Barça, el equipo que más goles marca, basa su eficacia ofensiva en marcar goles lanzando faltas rápidas. ¿A quién quiere engañar Mourinho? ¿Pensará que todos somos como Karanka, dispuestos a babear ante cualquiera de sus ocurrencias?

Y para acabarlo de arreglar, se permite el lujo de dar lecciones de periodismo a los colegas de Madrid, también predispuestos al babeo incondicional ante su mesías: "Lo de Xabi si es para debate, no lo de Higuaín y Benzema. Otros equipos pueden hacerlo, pero nosotros..." Ahora ya lo saben los periodistas de Madrid, nada de debates sobre Higuaín y Benzema. Hay que debatir "lo de Xabi" porque así lo ordena el jefe.

Lamentable. Si Don Miguel Muñoz y don Santiago Bernabéu levantaran la cabeza les daba algo viendo en lo que se ha convertido su Real Madrid del señorío.


Deja tu Comentario