2013-04-24 11:04 Real Madrid Por: Administrador

Mou da ejemplo de unidad en el momento más importante del año



Habitualmente, vemos a un Mourinho serio y muy exigente con sus futbolistas. No es normal que elogie a sus jugadores en público. No por desprecio, sino por su carácter exigente. Pero ayer fue otra historia. Tras dos semifinales perdidas de forma consecutiva, ambas de manera muy dolorosa, sabe que esta eliminatoria contra el Borussia tiene, si cabe, más carga emotiva que nunca.

"Este grupo se merece ganar la máxima competición Continental. Espero que el fútbol haga justicia con este grupo que no tiene la Copa de Europa", dijo. Un mensaje encaminado a motivar a sus propios pupilos, a decirles públicamente que ha llegado la hora. Y que está con ellos. 



Incluso cuando fue preguntado por Casillas respondió con maestría y lógica: "Mi relación con él es la de dos personas educadas que se respetan, entre dos profesionales que son educados". Es casi imposible no darse cuenta de que algún distanciamiento, alguna diferencia hay entre ambos, pero Mou también se encargó de desmontar cualquier teoría que hable de pulso. Los dos quieren lo mejor para el grupo, y por eso no habrá polémicas en lo que queda de temporada.

Hasta entonces, parece que el titular en la portería será Diego López. El guardameta ha sabido dar la talla en ausencia de Iker y ahora sería igualmente injusto que le dejase su sitio. Es una situación complicada e imposible de solucinar de forma completamente justa.

Por último, Mou se refirió a Cristiano Ronaldo en el día de ayer, lanzándole un consejo: "Sería bueno para él y para el Madrid que renovase". Mensaje directo para los que decían que se llevaban mal. Y, de paso, confirmación de que busca lo mejor para el club, incluso si se marcha al acabar la temporada. 




Deja tu Comentario