2012-08-06 22:08 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho desprecia a los futbolistas españoles



El diario Marca desvela que fue el técnico portugués el que ha hecho que el Real Madrid ni siquiera se interese por el jugador, que hace algunas temporadas ya estuvo a punto de firmar por el equipo blanco. Mourinho y el club están obsesionados por fichar a Modric. Nadie duda de que el balcánico sea un buen jugador, pero no se entiende tanta fijación con un futbolista cuyo perfil es exactamente el mismo que el de otros jugadores que la plantilla merengue ya tiene a su disposición, como Özil o el denostado Sahin, e incluso Granero.

Un Granero, por poner un ejemplo, que desde la llegada del luso ha contado poco o nada en sus planes. Lo mismo puede decirse de Albiol. Y es que ser español en el Madrid estos días es sinónimo de fracaso. El producto nacional es un elemento infectado para Mourinho, que intenta evitar a toda costa que el club se fije en jugadores de la tierra.



¿Los motivos? Pueden ser varios, pero el que más, sin duda, el excelente negocio que el luso mantiene con Jorge Mendes y que ha llenado el vestuario merengue de sus adeptos. Casillas, Sergio Ramos y Alonso son los únicos que se salvan de la quema porque Mou ni tiene argumentos ni alternativas para sustituirlos, junto con un Arbeloa que juega porque no hay nadie más (y le están buscando un sustituto, que en ningún caso será español) y el caso de Callejón, ejemplo a exhibir para el qué dirán. 

El Real Madrid sólo busca fuera, se dedica a desmantelar lo bueno de su cantera para hacer negocio (Carvajal, Joselu) y prefiere fichar caro y extranjero a barato y español. Modric no hace falta en una plantilla con buenos y abundantes jugadores en ese puesto, pero hay que hacer un fichaje de renombre por verano y Cazorla, mucho más técnico y práctico para ayudar a un siempre agobiado Xabi en el centro del campo, no vende camisetas; Es la eterna política comercial que domina al club blanco y que acaba por hacerle sucumbir ante la filosofía deportiva del Barça.

Da igual que las encuestas hagan ver que la afición prefiere a los jugadores que hoy en día son protagonistas en Europa (Silva, Cazorla, Javi Martínez). El Madrid descarta sistemáticamente a los de aquí y lo hace sin escuchar a sus aficionados, como acostumbra. Es posible que pronto esa filosofía le pase factura a Florentino y compañía... y probablemente lo hará cuando el "efecto Mourinho" termine en divorcio.




Deja tu Comentario