2013-04-22 12:04 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho desprecia y se ríe de la cantera del Real Madrid



Algo parecido a lo de Casemiro sucedió el pasado año con un tal Mendes, un portugués de nivel B tirando a C que Mourinho fichó para el Castilla y que ahora anda cedido por Portugal. Sin ser titular en el filial blanco, Mourinho le hizo debutar en la Champions League con el primer equipo, lo que fue interpretado en el seno del Castilla como un desprecio y una falta de respeto al trabajo que se realiza en las categorías inferiores del club.

Casemiro, por su parte, que no es jugador del Real Madrid y que llegó cedido por el Sao Paulo en el mercado de invierno, ha jugado nueve partidos en el Castilla, no ha marcado ningún gol y se ha ganado tres tarjetas amarillas. No ha desentonado, pero tampoco ha sobresalido sobre los demás. Ha demostrado ser uno más. Sin embargo, para Mourinho es bastante más que los demás. Este es suyo, no es un protegido de Toril. Con éste la medalla se la colgará él. Con cualquier otro, el mérito siempre será de Toril. Así es Mourinho.



Con su falta de compromiso poniendo en duda que vaya a cumplir su palabra y a respetar la firma que un día puso en un contrato y que le convierte en entrenador del Real Madrid hasta 2016, ha conseguido que el madridismo, lejos de repudiarle, le adore. En el fondo lo que pretende es que el madridismo le pida de rodillas que siga. Sin embargo, pocos ven el daño que le está haciendo al Real Madrid. Al margen de su política crispante de división y de su lucha por ensuciar el buen nombre de mitos de la historia de ese club, mientras intenta perjudicar a la selección española, Mourinho está destrozando y ninguneando a su propia cantera. Peleas con el entrenador del filial, desprecios a valores contrastados en las diferentes selecciones inferiores, trato de favor a sus enchufados...

Si le hubieran pedido en el Barça que se comportara así, no lo habría hecho mejor. "Ayer, ahora y siempre con el Barça en el corazón". No mentía.


Deja tu Comentario