2015-10-13 10:10 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho sigue siendo un parásito para el Barcelona



José Mourinho sigue en su particular lucha personal contra el Barcelona. La última es la de querer quitarle el fichaje de Yamolenko al club azulgrana. Para ello, el portugués estuvo ayer en el Olímpico para ver in situ a Andryi Yarmolenko, figura del Dinamo de Kiev y uno de los futbolistas que está sondeando con detenimiento el FC Barcelonacon vistas a la apertura del próximo mercado invernal.

Ante el interés del equipo blaugrana, el técnico portugués ha movido pieza personalmente para tratar de adelantarse por un jugador que podría incorporar para tratar de poner freno a la crisis del Chelsea. Mourinho, provocador como siempre, ni siquiera intentó esconderse. Se alojó en el Hotel Hilton, el mismo donde estaba la selección y la prensa españolas.

Mourinho, que de tonto no tiene ni un pelo, sabía perfectamente lo que quería. Su intención era que le vieran y que se supiera que estaba de ‘caza’. Parece que el portugués no se cansa de molestar. Tiene claro que si finalmente Yarmolenko se decide por el Barça, al menos, ayudará a que el club azulgrana tenga que pagar un precio mayor.




Deja tu Comentario