2013-05-23 12:05 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho es el campeón de los castigos



Joan Tubau

No se recuerda en toda la historia del Real Madrid un entrenador que en tres años haya sido castigado con 14 partidos sin poder ejercer su profesión desde el banquillo. Casi cinco partidos al año. Sólo Rui Faria, uno de sus ayudantes que comparte banquillo con él, se acerca a su récord: 11 partidos. Son de la misma escuela.



Paradas Romero le expulsó en un Real Madrid-Murcia de Copa por enviarle a la mierda. Le cayeron dos partidos.  La UEFA le castigó con dos partidos (uno de suspensión y otro condicionado) por el numerito que montó en Ámsterdam ordenando a sus jugadores que forzaran la tarjeta amarilla. Luego le cayeron otros cuatro de suspensión y otro condicionado por la lamentable rueda de prensa del "por qué" para justificar la humillación sufrida ante el Barcelona en el Bernabéu.  En la Supercopa le cayeron dos partidos por agredir salvaje y cobardemente a Tito Vilanova, aunque luego Villar se encargó de dejar el castigo en nada instaurando una amnistía. Más tarde le cayó un partido por su expulsión ante el Villarreal y, finalmente, los dos encuentros de suspensión impuestos por su expulsión en la final de Copa.

Eso es lo que ha aportado Mourinho al fútbol español. Conflictos, crispación, malos modos y expulsiones. Eso es lo que defiende la yihad mourinhista, orgullosa de que un entrenador con el escudo del Real Madrid en el pecho se atreva a meterle el dedo en el ojo cobardemente a un rival.

Pero eso, los demás, no lo queremos aprender. Mejor que se lo lleve puesto bien lejos.




Deja tu Comentario