2012-01-24 23:01 Real Madrid Por: Administrador

Mourinho es un hombre de palabra



En estos días complicados, Mourinho ha contado con el apoyo de muchos. El presidente y los jugadores están con el portugués, al igual que gran parte de la afición, que se ha posicionado en contra del movimiento orquestada en contra de los intereses blancos. Un sector de la prensa no quiere a Mourinho en el Real Madrid, y el acoso y derribo al que se está sometiendo al luso no se había visto hasta la época.

Quien diga que el vestuario está dividido o existe alguna fractura, miente. Existe un gran grupo y hay una gran unión le pese a quien le pese. Trabajando juntos llegarán los éxitos”, apuntaba Sergio Ramos en su Twitter personal. Al igual que Álvaro Arbeloa, que también acudía a los medios de comunicación para exculpar a Mourinho de la derrota ante el Fútbol Club Barcelona: "Desde gran parte de la opinión pública se tenía muchísimas ganas a Mourinho y la derrota contra el Barça fue la oportunidad perfecta para muchos. Se le ha culpado en exceso cuando los primeros culpables somos los jugadores".



Mourinho no quiere irse. Lo dejó claro hace menos de un mes y no ha cambiado de postura por mucho que la prensa quiera derribarle. En estos momentos es cuando el luso se crece y dará un golpe sobre la mesa para luchar porque este equipo salga victorioso al final de la batalla. “Estoy encantado de estar en el Madrid, el mejor club del mundo”, apuntaba en dicha entrevista el técnico portugués, y parece incomprensible que en menos de un mes su planteamiento haya cambiado de forma radical. Imposible.

El entrenador luso del Real Madrid tiene una carrera brillante plagada de títulos y parece el indicado para hacer grandes cosas con este equipo. En Oporto, en Londres, en Milán, en todos los sitios por los que ha pasado ha logrado el máximo, algo que luchará por conseguir en Madrid. Mourinho no se irá del conjunto blanco hasta haber hecho a este equipo campeón, él no es de esos.

Hace menos de un mes decía esto: “La gente que me conoce sabe perfectamente que yo no iría a perderme por nada de este mundo lo que el Madrid va a tener mejor. Los mejores años de esta generación están por llegar, los mejores años de este equipo están por llegar. El trabajo que se está haciendo se está haciendo no sólo pensando en el hoy sino también en ganar mañana. Este proyecto tiene muchos años por delante. Lo mejor está por llegar y yo no sería muy inteligente si estoy dedicándome desde el primer día dando mi corazón a este proyecto y después pensar en dejarlo a la mitad”. ¿Aún hay alguien que crea que se va a marchar en junio? Solo se quiere hacer daño al Madrid, minarle y que no consiga sus objetivos, pero este grupo es mucho más que todo eso, y el miércoles lo demostrará sobre el césped del Camp Nou. Aún no hay nada perdido y Mourinho se guarda un as en la manga.




Deja tu Comentario