2013-05-16 07:05 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho gana mucho (dinero) y trabaja poco



Joan Tubau

Al menos no puede considerarse un trabajo agotador una actividad que le ocupa cuatro horas y cuarenta y siete minutos diarios de media. Es la conclusión a la que llegó un equipo de reporteros del diario As dedicado a realizar un seguimiento exhaustivo de la hora de salida y de entrada de Mourinho a Valdebebas durante todos los días del mes de abril.



El estudio concluye que Mourinho llega a la ciudad deportiva del Real Madrid entre hora y media y dos horas antes del entrenamiento, que dura entre hora y media y hora y tres cuartos. Tras el entrenamiento permanece en su despacho un promedio de 1,23 horas y se va. Su tiempo de estancia en Valdebebas no varía y no depende de que comparezca ante los medios de comunicación o no, aunque realmente han sido muy pocas las veces que Mou ha justificado su trabajo dando explicaciones a los socios a través de los medios de comunicación.

El estudio también informa de que Mou se salta a la torera las normas del club y cuando acude a la Ciudad Deportiva en solitario, conduciendo él, lo hace al volante de un aparatoso Aston Martin de su propiedad. Los miembros de la plantilla profesional del club están obligados por contrato a acudir a sus compromisos profesionales relacionados con el Real Madrid en un Audi -sponsor oficial del club-, que precisamente fue regalado por la marca alemana a cada miembro del equipo y staff técnico a principio de temporada. Mourinho sólo lo utiliza cuando va de copiloto y el que conduce es Rui Faria en funciones de chófer. Entonces se deja ver en el asiento del copiloto del Audi Q7 que pidió Rui Faria para trasladarse al trabajo.

También se recuerda el detalle poco profesional de llevarse a su hijo a Estambul, algo que entra dentro de la lógica, pero "colándolo" en el autocar de los jugadores como si fuera uno de ellos, algo que está absolutamente fuera de lugar.



Recuerda el informe que cuando estaba en el Inter de Milán presumía de que "yo llego a Appiano Gentile -ciudad deportiva interista- a las 7.30 de la mañana y me voy a las cinco o más tarde. Incluso algún día he dormido ahí para preparar los partidos".

Es evidente que, si no miente -que tampoco se puede descartar-, Mourinho no le ha dado al Real Madrid (4,47 horas) la dedicación que le proporcionó al Inter (10 horas). Quizá ahí esté la explicación de los escasos títulos que ha ganado en el Real Madrid mientras que en el Inter, durmiendo en la ciudad deportiva, lo ganó todo.


Deja tu Comentario