2012-03-24 09:03 Real Madrid Por: Administrador

Mourinho impone la ley del silencio. Habla el club



Mourinho lo tuvo muy claro al finalizar el encuentro en El Madrigal el pasado miércoles.: nadie habla. El portugués no quería alterarse ni que lo hicieran los suyos. El esperpento exhibido en el césped por el árbitro de la contienda, Paradas Romero, había sido tal que cualquiera podría estallar con sus declaraciones y salir muy perjudicado.

De camino al autobús Mourinho fue preguntado por la prensa, y él contestó: “¿Tú has visto lo que ha pasado ahí fuera?”. El luso lo dejaba bien claro el malestar del equipo con la actuación de Paradas Romero. Cuatro expulsados y cinco cartulinas amarillas. El show del árbitro había escocido y mucho en el equipo blanco. Ante esto, mejor era callar y otorgar, que salir a la palestra y errar.



Este jueves Mourinho habló con Florentino. El luso quería una respuesta institucional ante el agravio sufrido en territorio castellonense. El presidente le dio su beneplácito y volvió a reiterarle su confianza. En el acto de presentación Real Madrid Resort Island, ambos estuvieron juntos, dialogaron y mostraron su complicidad. El máximo representante del equipo madridista había acordado con Mourinho dar la respuesta que este quería.

El club anunciaba que este viernes no habría comparecencia ante los medios de ningún miembro del cuerpo técnico madridista en la previa del partido contra la Real Sociedad. No quieren sobresaltos. Era turno para el director deportivo, Miguel Pardeza, y el presidente de honor, Alfredo Di Stéfano, dar la cara.

Pardeza respondía en la prensa. Indignación compartida con la plantilla tras el esperpento de Paradas Romero en el Madrigal y agravios comparativos con otros equipos como el Barcelona, el cual no sufrió lo mismo ante este árbitro: "Compartimos la indignación y la perplejidad del equipo y pensamos que del madridismo también. Entendemos que hubo una actuación del árbitro desproporcionada y que no se pareció en nada a la que se pudo ver hace unas jornadas en el Reyno de Navarra con el Barcelona. Entendemos que los jugadores no salgan de su asombro por esa situación. Se expulsa del banquillo a miembros de nuestro cuerpo técnico por aplaudir, cuando muchos de esos aplausos iban dirigidos hacia sus jugadores para animarlos. Nos preocupa esa disparidad de criterios".



Para el director deportivo del equipo madridista el trato fue desigual: "Allí hubo situaciones en las que se pudo haber enjuiciado con la misma seriedad y rigor con la que se nos trató a nosotros en Villarreal". Así, Pardeza no entiende muchas situaciones que ocurrieron en territorio castellonense: "Hablamos de lo que entendimos fue una vigilancia muy rigurosa por donde no estaba el foco del partido, donde no estaba el interés principal que, indudablemente, estaba en el campo. Esa vigilancia rigurosísima fue algo que nos llamó la atención".

Pese a todos estos hechos, Pardeza ha enviado un mensaje de confianza: Vamos a seguir peleando por nuestros objetivos porque tenemos una situación envidiable. Vamos a seguir con el mismo ánimo y con la misma actitud. Nada ni nadie nos va a hacer renunciar a la pelea por conseguir los objetivos y el sueño del conjunto del madridismo". A la par que ha recalcado que desena “luchar en las mismas condiciones de trato que los demás”.

Alfredo Di Stéfano por su parte, en su columna de opinión del diario Marca, ha hilado fino, con un artículo titulado “No robarás”, en el que ha expuesto lo que muchos madridistas pensaron tras el encuentro de Villarreal: “No robarás. Hay un mandamiento que lo dice. El día en que Paradas nos detuvo dos puntos, debió recordar también que hay otra ley de Dios que dice "honrarás a tu padre y a tu madre" y lo debería trasladar a un "respetarás tu nombre y tu cargo". Este árbitro no desquicia al Real Madrid sino al mismo espíritu santo”, comenta el presidente de honor blanco.

‘La Saeta’ reconoce algunos fallos blancos del equipo en la primera mitad, pero no abandonó el ataque. Así, el argentino es tan explícito que no duda en pasar al ataque: “¿Cómo se explica que jurídicamente parece que el equipo blanco está sometido? Sí, sujeto a reglas que en vez de fútbol hablan de la ley de donaciones… Artículo 1: El Real Madrid estará obligado a donar el título de Liga, y los que hagan falta, al Barcelona, o en su defecto, a quien venga detrás”.

Esta es la respuesta blanca, el cual deberá hacer lo propio el sábado sobre el terreno de juego si quiere mantener la cómoda ventaja de seis puntos que saca a su más inmediato rival, el Fútbol Club Barcelona, pero para ello tendrá que hilar fino.- El próximo en juzgarle, Turienzo Álvarez.


Deja tu Comentario