2013-03-01 16:03 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho "liquida" a los árbitros que no le gustan



Paradas Romero, presionado

El director técnico del CTA, Manuel Díaz Vega, riñó al colegiado Paradas Romero por no cumplir el reglamento pactado por toda la clase arbitral y expulsar a Jose Mourinho cuando, en el transcurso del partido Real Madrid-Rayo Vallecano, le protestó de forma airada. Eso es expulsión directa para todos los entrenadores, menos para Mourinho, que hasta ahora siempre ha tenido bula porque nadie se atreve a echarle. Paradas Romero entendió que antes que aplicar el reglamento están sus principios y ha abandonado el arbitraje.



Hay que recordar que Paradas Romero expulsó en un Villarreal - Real Madrid a Ramos, Özil y Rui Faria. El Real Madrid protestó y pidió que no le arbitrará más, pero volvió a dirigir a los blancos hasta casi un año después, evidentemente condicionado por la presión del club blanco, de ahí que no se atreviera a aplicar el reglamento con Mourinho. Así presiona Mourinho a los árbitro.

Echó del arbitraje al sueco Frisk

El sueco Anders Frisk era hace unos años uno de los árbitros más respetado del mundo, pero le tocó cruzar su vida con la de Mourinho en un FC Barcelona Chelsea el 23 de febrero de 2006. Y el actual técnico del Madrid montó uno de sus caractéristicos shows histéricos tras la derrota de su equipo en el Camp Nou por 2-1.



"Yo escogería a Frisk para el partido de vuelta porque quizá nos ayudaría, al igual que les ayudó a ellos", dijo Mou sobre sus preferencias para el árbitro de la vuelta. Antes acusó al colegiado sueco de favorecer al Barcelona denunciando sin ningún tipo de pruebas  -esa es una constante en su vida- que Frank Rijkaard había entrado en el vestuario de Frisk para coaccionarle. Rui Faria le intoxicó y confundió. A raíz de esas acusaciones realizadas con una alegría preocupante, Frisk recibió amenazas de muerte de seguidores ingleses y optó por abandonar el arbitraje. "Nunca volveré a salir a un campo de fútbol. No me atrevo a seguir, no merece la pena", dijo Frisk, que acababa de recibir el impacto de una botella sobre su rostro en un partido pitado en Roma, a donde llegó la influencia de las palabras de Mourinho.

"La gente como Mourinho es enemiga del fútbol", así se expresó el presidente del Comité de Árbitros de la UEFA, Volker Roth, en cuanto conoció la noticia de que Anders Frisk dejaba el arbitraje. Roth resppnsabilizó a Mourinho de las amenazas de muerte recibidas por Frisk. Otro árbitro de elite de la UEFA, el suizo Urs Maier, dijo entonces: "Mourinho no puede meter tanta presión a un árbitro. Tiene que ser sancionado. La UEFA y la FIFA tienen que protegernos de ataques como ese". Y el danés Kim Milton Nielsen añadió: "No se pueden hacer declaraciones que den pie a las amenanazas de los hooligans".

La imagen del Chelsea quedó por los suelos. La UEFA le acusó de "desprestigiar el deporte" y de " 'crear deliberadamente un ambiente envenenado y negativo'. Algo parecido a lo que está sucediendo ahora con el Real Madrid. Mourinho fue castigado y multado con 20.000 francos suizos. Es normal que se lleve mal con la UEFA.

Escándalo en Portugal

A este asunto hay que añadir el del colegiado portugués Jacinto Peixao, que denunció haber sido comprado por el Oporto en la época en la que Mourinho dirigía al equipo portugués. También él recibió amenazas de muerte y optó por hacer una declaración de denuncia pública a través de Youtube... por si le pasaba algo.

Donde está Mourinho hay lío asegurado.


Deja tu Comentario