2012-03-31 12:03 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho no es feliz si no llora



Por eso el portugués ya no sabe a qué apelar para justificar lo que puede ser otro año de fracasos para los blancos. De hecho, no hace más que repetirse con sus quejar y protestas. La última ha vuelto a ser la del calendario."Me hubiera gustado jugar el domingo, que es lo que pedimos. Pero nos dijeron que era imposible porque se iba a jugar el Barça-Athletic...", expresó en la rueda de prensa previa al partido ante Osasuna. Un encuentro que sabe que será sumamente complicado y por eso empieza ya a justificar lo que puede ser una derrota clave para los intereses del FC Barcelona.

Debe ser que el equipo está muy cansado por haberse enfrentado a uno de los equipos más fuertes de la historia del fútbol, es decir, el APOEL de Nicosa. Un equipo del que podríamos decir que quizás sería el líder de Segunda División B en España, más o menos al nivel del Real Madrid Castilla. Sin duda, demasiado fuerte para el equipo de Mourinho. Además jugaron en martes y cuatro días son muy pocos para que las figuritas madridistas descansen.



Por otro lado, la queja no tiene ningún fundamento ya que el Barça no influye en que juegue o no el Real Madrid en sábado o domingo, dado que los de Guardiola juegan también esta noche. Una prueba más de que el luso ya no sabe por dónde tirar al ver que el campeón se le echa encima y que su equipo ya no da más de sí para aguantar el último sprint. La cuestión es hablar y empezar a justificar el enésimo accidente blanco de los últimos años.


Deja tu Comentario