2013-03-20 17:03 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho: "No odio al Madrid, pero es mi enemigo"



¿Qué jugador de este Barça quedará para la historia?
-Varios. Guardiola y Sergi seguro.

¿Hizo de dirigente en el fichaje de Vítor Baia?
-Un poco. Y lo volvería a hacer: en este caso el fin justificaba los medios. Yo un día me podré ir de este club, pero mientras Vítor Raía ataje en el Barça habrá un pedacfto de mí en el Camp Nou...



¿Está preparando otra intervención en catalán? ¿No fue una fantasmada?
-A mi me encantaría estar en Lisboa y que un entrenador catalán que estuviera trabajando en mi país hablara en portugués. Para ml es un gesto de respeto

¿También fastidia el murmullo de inquietud que ronda en el Camp Nou?
-No. Para eso está la gente. Yo, con apenas diez años, era de los que más puteaba desde la grada al entrenador de mi equipo...

Seguro que es capaz de decir que ya odia al Real Madrid...
-No odio al Madrid, pero ya sé que en esto del fútbol es mi enemigo.



Es decir, que a pesar de todo valora a Pep Guardiola. Tanto que, aunque haya hecho historia como jugador -algo de lo que él nunca podrá presumir- le llegó a coger manía porque como capitán llegó a mandar más en aquel Barça que su propio jefe en el banquillo.

De la misma manera que en el balcón de la Generalitat gritó a los aficionados barcelonistas: "Ayer, hoy y siempre, con el Barça en el corazón", en esta entrevista también admite que un pedacito de él sigue en el Camp Nou, aunque el "negocio" Bahia fuera un fiasco.

El gesto de respeto que él pide a los técnicos extranjeros en Portugal no lo ha tenido él cuando ha vuelto a Barcelona y se ha negado a entender una pregunta formulada en un idioma que entiende perfectamente, hasta el punto de que llegó a atreverse a hablar en catalán en su época de traductor de Robson. El respeto es una virtud que nunca le ha caracterizado.

Interesante admisión de su verdadera personalidad desde los diez años. Entonces ya puteaba al entrenador de su equipo. Ahora intenta hacerlo con todo el mundo. No ha cambiado.

Y finalmente el reconocimiento de que el Madrid era entonces su enemigo. No se puede ir por la vida hablando de enemigos en donde sólo tendría que haber rivales. Ese concepto de la vida es el que le tiene amargado. El problema es que ese virus que le afecta es contagioso.


Deja tu Comentario