2012-01-26 14:01 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho no se entera. Ganar en el Camp Nou es posible



Para que el Real Madrid ganara ayer en el Camp Nou sólo era necesario que se produjera algo tan sencillo como que Higuaín acertara a marcar en el primer minuto del partido aprovechando el regalo de Piqué o que Özil apuntara mejor en su disparo en lugar de enviar el balón al poste o que Higuaín acertara en su ocasión del minuto 28 o que Benzemá no disparara sobre el cuerpo de Pinto cuando lo tenía todo a su favor o que Cristiano Ronaldo no rematara un balón claro fuera en el minuto 86. O que Casillas hubiera estado más atento en los dos goles del Barça. Es así de sencillo. Si el Madrid, famoso por su pegada, hubiera aprovechado las oportunidades que le brindó para marcar el peor Barça de la temporada, a estas alturas en lugar de hablar del árbitro, el llorón Mourinho estaría festejando un hito histórico para él: ganar en el Camp Nou, algo que sólo logró cuando era traductor y correveydile de Robson y Van Gaal respectivamente.

Lo fácil en este Madrid pequeño, pequeño, pequeño, es culpar al árbitro de los propios errores. ¿Qué culpa tendrá el árbitro de que los delanteros blancos tuvieran la puntería desafinada? Lo que debería hacer el madridismo es dar gracias al árbitro por no señalar un penalti claro en el área madridista y permitir seguir en el campo a Lass, Pepe y Sergio Ramos, que vio la segunda amarilla con una hora de retraso.



Además, si Mourinho no se hubiera mostrado ruín, mezquino y acomplejado en el planteamiento del partido de ida, el 2-2 le habría bastado al Real Madrid para pasar la eliminatoria. Menos llorar y más asumir los propios errores.


Deja tu Comentario