2012-11-07 17:11 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho pone de moda quejarse cuando los árbitros le benefician



Hace un par de años Mourinho le echó en cara a Guardiola un comentario en el que venía a decir que el árbitro tuvo muy buena vista al anular un gol del Barcelona en fuera de juego por milímetros. A Mourinho le faltó tiempo para entrar al trapo iniciando una polémica barriobajera: "hay un grupo de entrenadores que se quejan cuando el árbitros actuan correctamente, y ahí está Guardiola".

No sólo Guardiola. También el propio Mourinho. Se pilla antes a un hipócrita que a un cojo. Ayer se quejó de que el Madrid marcó tres goles y el árbitro sólo concedió dos. Las imágenes de TV son definitivas y demuestran que hubo posición de fuera de juego en la jugada del gol de Callejón. Incluso As y Marca se han puesto de acuerdo para reconocerlo. Para que esto suceda, la cosa tiene que estar muy clara.



Pero algo tenía que decir Mourinho para justificar el fracaso en forma de pobre resultado y de juego penoso que ofreció su equipo. La culpa, del árbitro, aunque el colegiado turco se comiera un claro empujón en el área de Xabi Alonso a Reus y otro de Essien en los últimos minutos. De eso no habla, es mejor tener engañada a la gente con el árbitro, la cantera, la UEFA, UNICEF, el calendario, Guardiola, Ovrebo... Cualquier excusa vale. Tampoco dirá nada Mourinho de las tarjetas que perdonó el árbitro a Kaká y Cristiano Ronaldo por intentar engañarle simulando un penalty o las que le perdonó a él y a sus jugadores por protestarlo absolutamente todo, incluido lo más evidente.


Deja tu Comentario