2014-04-02 16:04 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho quedó marcado por su época de traductor en el Barça



Joan Tubau

Pasan los años y no decrece el rencor que Jose Mourinho le tiene al FC Barcelona, club en el que cubrió una etapa profesional como traductor de Bobby Robson y cuarto ayudante de Van Gaal.  Mourinho se enfrenta hoy al PSG de su ex pupilo Zlatan Ibrahimovic, a quien tuvo a sus órdenes en el Inter hasta que el Barça de Laporta y Guardiola pagó los 70 millones de su traspaso y se le arrebató.



En la rueda de prensa previa al partido, ha aprovechado para lanzar porquería contra el fútbol español, el mismo al que él ensució durante tres años con su presencia y su violencia extrema verbal y física. Y lo ha hecho de forma sibilina y cínica, como es él: "es una pena que Ibrahimovic no quiera jugar en Inglaterra porque con todo el palmarés que tiene se retirará sin ganar ningún título en la mejor liga del mundo". Y se ha acordado, de paso, del FC Barcelona "Pero debe jugar donde es feliz y ya tiene ganadas muchas cosas con grandes clubes. Yo coincidí con él en el Inter y la relación fue muy buena. La única diferencia que tuvimos es que yo quería que se quedara y él quería irse al Barcelona". También él quiso volver al Barcelona. Soriano y Txiki Begiristain se lo propusieron y no sólo dijo que sí, sino que les escribió un dossier de 200 páginas demostrando que sabía cómo solucionar los problemas del club. Pero Laporta prefirió a Guardiola, luego pasó lo que pasó y eso ni lo olvida ni lo perdona.


Deja tu Comentario