2012-09-26 20:09 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho-Ramos, un divorcio que viene de lejos



Para encontrar la primera no tenemos más que remontarnos hasta la ida de los cuartos de final de la Supercopa de España, cuando el FC Barcelona venció pr 1-2 con goles de Carles Puyol y de Eric Abidal. El luso cargó contra sus jugadores, a los que culpaba de la derrota, y en especial contra Sergio Ramos, al que consideró culpable del gol del capitán azulgrana. La conversación que tuvieron en el vestuario transcendió a los medios días después. Primero Ramos le respondió explicándole que "habían cambiado las marcas por circunstancias del juego, a l que el luso respondió: . "¿Qué pasa, que ahora juegas a entrenador?". El andaluz reaccionó: "Como usted nunca se ha vestido de corto, no sabe que a veces se dan esas situaciones".

Más tarde llegó el partido del Getafe de la presente temporada, unos días después de la ida de la Supercopa de España en el Camp Nou. Varela marcó el empate con la cabeza en una acción a balón parado en la que Ramos cometió un error imperdonable y por el que pagó públicamente a instancias de Mourinho: "El error en el gol de Valera fue mío. Pero el jueves, en el Camp Nou (ida de la Supercopa) hubo errores defensivos en el gol de Pedro y tú, en vez de señalar al compañero (por Coentrao) que falló, hiciste lo correcto y acusaste al línea. ¿Por qué a mí me vendiste? ¿Por qué a unos les proteges y a otros siempre les acusas en público?", le recriminó el defensa en aquella ocasión.



Más tarde llegó la derrota en el Ramón Sánchez Pizjuán, donde explicó que habían "pocas cabezas comprometidas con el Real Madrid", en referencia sobre todo a Sergio Ramos, después de lo cual le dejó fuera del equipo en la Champions League frente al Manchester City, lo que ha hecho explotar una burbuja y ha dejado al descubierto el divorcio insalvable. 

Después de aquel partido Mourinho le envió un mensaje al andaluz cuando dijo aquello de "señorío es morir en el campo y no filosofía barata", a lo que Ramos no dudó en responder públicamente después el partido ante el
Rayo Vallecano: " Lo que corre por mis venas es el Madrid y lo que pasa queda para mí", dijo en primer lugar, antes de rematar con otra frase condenatoria: "Lo único que puedo decir es que las cosas de familia las suelo resolver de puertas para dentro. No le importan a nadie", dijo sobre el hecho que Mourinho llevara el asunto ante los medios a la mínima de cambio.

La situación es irreversible y muchas fuentes apuntan a que el jugador abandonará el club al finalizar la temporada si no lo hace el míster. Al parecer no hay sitio en el Santiago Bernabéu para los dos y uno debe abdicar. Poco se pensaba el luso que el gallito que se encontraría en  el vestuario blanco sería el defensa. Se equivocó cuando silenció y sometí a Iker Casillas, el enemigo era otro. En este sentido, Mourinho siempre ha tenido una fijación especial por los internacionales campeones de Europa y del mundo, a los que en más de una ocasión ha espetado: "Estáis endiosados, no se os puede decir nada".







Deja tu Comentario