2012-10-15 09:10 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho rompe su silencio con los árbitros y defiende la violencia de Pepe



Dos meses. Eso es lo que ha tardado Mourinho en abrir la boca para protestar sobre los árbitros y hablar de los supuestos favores que recibe el equipo de Tito Vilanova. Un discurso muy típico en la etapa de Pep Guardiola como entrenador del conjunto azulgrana y que creíamos olvidado. Sin embargo, ahora que ya ha empezado a coger confianza con el nuevo entrenador blaugrana ya se atreve a enviar los primeros mensajes.

Como siempre, ha usado la típica terminología de "hay equipos", pero todos sabemos a qué se refiere: "A no ser que, cuando merezcamos perder y lo hagamos, nos levanten los brazos y nos hagan ganar como hacen a otros y a nosotros nunca. Nosotros si jugamos mal, perdemos. Ellos no...", comentó cuando le preguntaron si veía a su equipò capaz de igualar los números de la temporada pasada. No sabemos todavía a qué viene este comentario pero lo cierto es que en él empieza la guerra del luso.



No contento con ello, en la misma entrevista se ha atrevido a defender a Pepe y su violencia: "Es curioso porque Pepe ahora ve una amarilla por partido por hacer una sola falta. Si hiciera dos, vería dos y sería expulsado. Le han creado una imagen, confortable para muchos, pero afortunadamente nosotros nos hemos encontrado con una personalidad tremenda y un jugador fantástico", opina el míster.

Pero Mourinho no termina aquí con su cinismo y a continuación asegura que ha terminado con la hegemonía del Barça: "Los resultados dicen que en estos dos años ya hemos acabado con la palabra 'aproximación' respecto al Barcelona, porque ya estamos ahí. Les hemos ganado los tres trofeos del fútbol español en este tiempo, rompiendo con una hegemonía que para muchos era intratable e inquebrantable", ha subrayado el entrenador merengue. Lo que sabíamos en la redacción de “madrid-barcelona” es que ganar un título cada año era terminar con una hegemonía. Al fin y al cabo la Copa de Rey ya la reconquistamos y el siguiente objetivo es la Liga, y esta empieza a teñirse de color azulgrana...

No obstante, cabe decir que desde aquí echábamos de menos al José Mourinho más esencial y puro, el que tanto nos ha entretenido en las últimas temporadas.




Deja tu Comentario