2012-09-29 12:09 FC Barcelona Por: Administrador

'Mou' se enfrenta al recuerdo de su vergüenza



Es por eso que esta temporada el luso apuesta por la Champions. No por el equipo ni por que el Madrid levante la Décima, sino para sumarla a su palmarés. Ese es su único objetivo, sin importar el resto. No obstante, ya antes ha tenido que recurrir a lo extra deportivo para llevárselas y tendremos que ir con mucho ojo con lo que ocurra esta temporada.

Y es que Mourinho se la sabe muy larga cuando llegan los partidos importantes de las grandes competiciones. Así es como logró ganar su primera Champions con el Oporto en 2004, después de eliminar de mala manera al Deportivo de La Corunya y de llevarse la final en la tanda de penaltis de uno de los partidos más lamentables futbolísticamente hablando de las finales de la última década. Pero, como recordamos, no fue en la final en la que el luso ganó la Champions, sino en las semifinales, con uno de los arbitrajes más escandalosos de la historia.



Primero en la ida, con la expulsión de Andrade por parte de Markus Merk después de que este le diera una patada cariñosa a Deco, con el que eran íntimos amigos. "He is my friend" (él es mi amigo), le suplicaba al colegiado intentando explicarle que aquello no iba con el juego. En la vuelta el expulsado fue Naybet, pero para entonces el Depor estaba ya más fuera que dentro. Pero como recordarán todos los barcelonistas, este no es el único delito futbolístico cometido por el portugués. Peor fue en 2010, cuando en semifinales se enfrentó con el Inter al FC Barcelona, el club al que siempre ha querido entrenar. El Inter venció en la ida por 3-1 a instancias de Olegario Benquerença en un partido en el que dos de los goles interistas no deberían haber subido al marcador, además de comerse un penalti clarísimo a Dani Alves

En la vuelta el escándalo fue mayor en la vuelta, cuando en el último minuto el colegiado De Bleeckere anuló un tanto a Bojan Krkic después de considerar que las manos involuntarias de Yaya Touré fueron intencionadas. Tampoco dijo nada el colegiado cuando el técnico se puso a celebrar como un loco la victoria del Inter en lo que se le terminó viendo el plumero de las ganas que le tenía al Barça.

 



 

 
//

Deja tu Comentario