2013-03-28 19:03 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho se ríe en la cara de los madridistas



"Pasé un tiempo magnífico aquí (en Londres), y volveré algún día. Realmente estoy contribuyendo un poco a las especulaciones. Pero, en todo caso, estoy en Madrid, muy comprometido con el club hasta final de temporada", así se expresó en Londres Jose Mourinho. No ha dicho lo que los madridistas desean escuchar: "tengo contrato con el Madrid, seguiré ahí y no escucharé otras ofertas". Mourinho tiene contrato con el Madrid, está intentando que le despidan para cobrar los 10 millones de indemnización y quiere volver a entrenar en Londres, su verdadera casa, un lugar en donde los portugueses no lo tienen difícil, a diferencia de lo que según Mourinho les sucede a sus paisanos en Madrid.

El grado de compromiso de Jose Mourinho con el Real Madrid es cero, está deseando forzar la situación en el Bernabéu para marchar y de momento ya tiene a su hija matriculada en una universdiad de Londres. "Hay muchos rumores. Creo que la gente tiene que entender que puedo venir a Londres a menudo porque tenemos una casa aquí, nos encanta venir y nuestra hija va a estudiar aquí". Lejos de atajar los rumores y desmentirlos de forma rotunda, Mourinho prefiere jugar al despiste y sembrar la duda. Quizá es su manera de espolear a sus fanáticos del Real Madrid para que exijan con virulñencia su continuidad en el Real Madrid.



"Algún día, por supuesto, volveré. Al fútbol inglés. Al Chelsea o a otro club". Un entrenador que dirige al que segñun algunos es el mejor club del mundo, no debería pensar en otra cosa que en alargar al máximo su presencia allí. Sin embargo, Mourinho ha dado desde el mismo momento en que llegó al Madrid sensación de provisionalidad, de estar de paso.

"Por supuesto, el Chelsea está en mi corazón, como el Inter", ha dicho Mourinho. En ningún momento dice que en su corazón sólo hay sitio ahora mismo para el Real Madrid. Del Real Madrid cobra, pero sus sentimientos están en Londres y en Milán. Y aún así, un grupo de débiles mentales piensan manifestarse en favor del tipo que ha desunido al madiridismo, del tipo que ha despreciado a la cantera del Madrid, del tipo que ha convertido en seres despreciables a dos mitos del madridismo: Iker Casillas y Sergio Ramos, del tipo que ha puesto la imagen del Madrid en el mundo a la altura del betún.

Mientras Mourinho busca trabajo bien lejos de Madrid, sus incondicionales le homenajean. Seguramente es lo que merecen, un tipo que les vacile y les tome el pelo. Desde Londres se reirá mucho de ellos la temporada que viene.




Deja tu Comentario