2013-03-20 22:03 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho envía un mensaje xenófobo contra los españoles



Jose Mourinho cae mal en general. Salvo su club de fans localizado en el corazón del Bernabéu, sus actos generan rechazo allí donde va. No puede caer bien un tipo que va agrediendo a los demás y metiéndoles el dedo en el ojo, un tipo que espera a los árbitros en los parkings, que se pelea con sus propios jugadores, con los técnicos de su propio club, con los directivos y hasta con la afición de su equipo. No puede caer bien quien va por la vida con malos modos ninguneando a los demás y pecando de soberbia ante los periodistas, los entrenadores rivales, los árbitros o los jugadores contrarios.

Su última pataleta por el premio concedido a Del Bosque es un claro ejemplo de que su comportamiento genera desprecio más que aprecio. Él lo sabe, pero no le importa, juega a eso porque le resulta muy rentable. Y como él nota que su figura genera rechazo, se ha inventado la película de que ser portugués es muy difícil en España. No, señor Mourinho. El problema en España es ser como usted, su nacionalidad es lo de menos, porque sus paisanos no van por la calle agrediendo a nadie ni de palabra ni de obra. El problema lo tiene usted, no generalice no eche más porquería sobre España de la que ha echado ya. No tiene bastante con ponerle trabas a la selección española y a los jóvenes que surgen de La Fábrica del Real Madrid, tiene que esparcir mierda sobre toda España acusando a los españoles de lo difícil que le ponen la vida a los portugueses.



Afortunadamente para Portugal, los portugueses no son como "The Special One", que es capaz de decir sin ruborizarse que "Rui Faria es el segundo mejor entrenador portugués aunque no haya entrenado nunca". ¡Qué falta de respeto hacia el gremio de entrenadores portugueses!

Mourinho, por otra parte, ha acusado a los españoles, sin decirlo, de xenófobos. A los mismos que le consienten enviar a un muñeco a las ruedas de prensa. A los mismos que le consienten que encierre a un periodista, con cinco más de su lado, para llamarle "mierda" y venderse él como un "top" en los suyo. Top a 13 puntos. Su galopante paranoia le lleva a decir en la misma entrevista que "yo sé que hay un "efecto Mourinho" en los jóvenes portugueses, como si los jóvenes portugueses fueran por la vida metiendo el dedo en el ojo a los demás, insultando al prójimo y dando lecciones de mala educación y antideportividad.

Mourinho lidera una cruzada contra todo lo que huela a español. Desde Casillas y Ramos hasta la afición madridista, pasando por la prensa, los futbolistas españoles, tipo Silva o Cazorla -a los que no puede ver ni en pintura, y acabando por la población española en general.



Si tan difícil le es vivir en España, váyase, señor Mourinho. Este país necesita tranquilidad, lo que le sobran son tipos que sólo proporcionan mal ejemplo como usted. Mourinho, go home. Los demás portugueses no tienen la culpa de compartir su nacionalidad, porque ovejas negras hay en todas las familias. Sin Mourinho, los entrenadores españoles podrán sentarse tranquilos en los banquillos con la convicción de que nadie les va a meter el dedo en el ojo.


Deja tu Comentario