2011-04-26 15:04 Real Madrid Por: Administrador

Mourinho también manda un mensaje a los jugadores



Además de criticar a Guardiola por hablar de los árbitros sin motivos, José Mourinho también quiso enviar un recadito a los jugadores azulgranas para que no utlilicen el juego sucio en el partido de mañana por el hecho de saber que hasta cuatro jugadores blancos están apercibidos de sanción. "Habría que saber por qué hemos llegado a esta situación. No voy a entrar a las razones de por qué algunos pueden limpiar sus tarjetas y nosotros no. No pudimos hacerlo cuando ya le ganábamos 4-0 al Tottenham. Los adversarios jugarán con esto en la cabeza. Si ellos piensan que son el mejor equipo del mundo, no necesitarán forzar las tarjetas del adversario. Si ellos son honestos, veremos un partido mejor. Y si nos ganan, les felicitaré", confiesa.

Y es que el técnico portugués ha querido dejar claro que de los árbitros sólo se pueden hablar cuando fallan y no cuando aciertan. "Espero que los jugadores ayuden a Stark y que sea un árbitro muy bueno. Le deseo que tenga calidad y suerte para estar acertado. No deseo que ayude a mi equipo, sino que después del partido los dos estemos contentos. No soy amigo del los árbitros. Los critico cuando se equivocan en contra de mi equipo. Yo perdí una semifinal de Champions por un gol que no fue y Stark no nos pitó una mano en Lyon. Pero si lo hace bien, lo diré. El único árbitro del que me hice amigo es Mark Halsey, que tuvo problema de salud y se retiró (en 2006). Es me permite ser amigo suyo".



A la pregunta de si el Real Madrid parte con ventaja en la eliminatoria, Mourinho fue tajante, "no hay favoritos": “No es importante si somos o no. Para mí no lo somos. En la otra eliminatoria, en la que hay mayor distancia entre Schalke y Manchester United, digo lo mismo”. Y es que Mourinho ha querido restarse méritos pese a haber conseguidovencer al Barcelona en Copa del Rey. “Yo soy el mismo entrenador que perdió 5-0 hace unos meses, no tengo una pócima”, ha declarado.

El portugués también ha asegurado que lo mejor que su equipo puede hacer es olvidar el triunfo del pasado miércoles y centrarse en la nueva competición:  “No sé cómo están ellos de moral, sé cómo estamos nosotros, y estamos igual que si no hubiésemos ganado la final de Copa. Antes de jugarla, hablamos de que se trata de competiciones independientes, cada partido tiene tu historia, que no podíamos venirnos arriba por ganar ni abajo por perder. Fue una alegría, pero ya estamos tranquilos”.


Deja tu Comentario