2012-11-11 10:11 Real Madrid Por: Administrador

Mourinho también es campeón en deportividad



Sí es cierto que Mou ha tenido sus más y sus menos con los colegiados en varios partidos a lo largo de su etapa como entrenador del Madrid, pero poco a poco esta imagen ha ido limándose hasta convertirse en uno de los entrenadores con mejor relación con los estamentos arbitrales de la Liga. Según recuerda el diario "Marca", la realidad es que el portugués se las ha tenido en varias ocasiones con los jueces de los encuentros. Sin ir más lejos, ayer se cumplieron dos años desde su primera expulsión en la Liga.  Ocurrió en el encuentro de ida de los dieciseisavos de la Copa del Rey ante el Murcia en el Bernabéu, cuando, según José Luis Paradas Romero, del colegio andaluz, se dirigió a los árbitros en reiteradas protestas que al final provocaron su expulsión.

Esa misma temporada se nuevo fue cuestionado en la Champions, esta vez por haber "provocado" las expulsiones de Sergio Ramos en el Amsterdam Arena, con el objetivo de limpiar a los jugadores de tarjetas de cara a la siguiente fase de la competición. Fase e cuyas semifinales volvió a ser objeto de castigo cuando se preguntó "por qué" en rueda de prensa. Entonces le cayeron nada menos que cinco partidos.

En la siguiente temporada de nuevo Paradas Romero, que parece que tenga alguna especie de fijación por el preparador madridista, le expulsó en un partido en Villarreal, en el que también fue expulsado Rui Faria. Meses después y ya en otra competición, fue castigado por sus acciones durante la vuelta de la Supercopa de España, en el percance que tuvo con Tito Vilanova, aunque ambos fueron indultados este verano y la sanción quedó en nada.



Una decisión a partir de la cual Mou parece haber tomado una actitud algo más apaciguada con los colegiados y sus arbitrajes, y los números así lo demuestran. En las 10 jornadas de Liga que se llevan disputadas el técnico luso no ha tenido que ser advertido por ningún colegiado y con ellas acumula ya 20 jornadas limpio, algo que otros no pueden afirmar.

Y hablando de Tito Vilanova, el que parecía la persona más tranquila del universo, resulta que al final sea peor que Mourinho, pero claro, del culé no dicen nada en la Caverna. Vilanova, con el que el Barça pretende dar el ejemplo que ha pretendido con otros tantos entrenadores, está demostrando no tener el temple ni los valores de los que presumen en la capital catalana, pues además de haber sido ya expulsado esta temporada en el campo de Osasuna, no tuvo reparos en protestar por los arbitrajes en la rueda de prensa posterior, cuando dijo aquello de que "los entrenadores ya están avisados". Pero claro, Villas a Vilanova no le dirá nada porque critique la labor arbitral de sus empleados. Como siempre, una vez más, en Madrid está los malos y en Barcelona los buenos. Por suerte ahora los números reflejan la realidad que no quieren ver en la parroquia culé.


Deja tu Comentario