2011-12-12 14:12 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho tiene abducida a la afición merengue



Ya lo dijo en el balcón de la Generalitat; "Ayer, hoy y siempre, con el Barça en el corazón". Mourinho ha cumplido con su palabra. En todos sus actos está siempre presente el FC Barcelona. No se trata de cumplir en el club que le paga, se trata de intentar derrotar al Barça, por las buenas o por las malas. Esta filosofía, personal e intransferible de Mourinho, ha calado entre la afición madridista, que vive un cuatrienio negro en el que no rasca títulos de verdad, Por eso han sido muchos los aficionados madridistas que han decidido entregarse a Mourinho de forma incondicional, ponerse en sus manos y que él marque el camino con su dedo.

El camino es el del odio y el rencor contra el FC Barcelona. Así lo han entenido muchos aficionados, dispuestos a cumplir las órdenes de su mesías y a seguir las indicaciones de su dedo. Por eso hay que entender como normal que la llegada del autocar blanco al Bernabéu para disputar el clásico fuera recibida por los ultra sur con gritos de "Puta el Barça y Puta Catalunya". Esta es la manera que hoy en día tienen en el Real Madrid de animar a su equipo. Deben entender quienes gritan esto que los portugueses, alemanes, argentinos, franceses, turcos o brasileños de su equipo se motivarán a tope escuchando insultos contra el Barça y contra Catalunya. Esta es la diferencia entre el Barça y el Madrid. A los jugadores del Barça las ofensas a su club o a su país les extramotiva -por eso le va tan bien al Barça con Mourinho-. Sin embargo, para un mercenario que viene de lejos atraido por el olor del dinero, le da lo mismo el Barça, Catalunya y el país en el que vive.



De cualquier forma, no deja de ser curioso que para animar al Madrid haya que gritar "Puta Barça y Puta Catalunya" o "Ser del Barça es ser un subnormal" o "Quisiera ser tan alto como la luna para poner los cuernos a Catalunya" o acabar la tonadilla del himno del Barça con un sonoro "mierda, mierda, mierda!!!". Es cierto que cuando el Madrid visita el Camp Nou se escuchan gritos ofensivos contra el Real Madrid como club, su entrenador y sus jugadores. Pero eso sólo ocurre ese día. En el Bernabéu insultar al Barça y a los catalanes es el pan nuestro de cada día. Sea quien sea el rival. Eso indica por un lado complejo de inferioridad y por otro que puede más el odio hacia el rival que se muestra superior que el amor hacia un equipo que no deja de ser un segundón.


Deja tu Comentario