2012-03-20 23:03 Real Madrid Por: Administrador

Mourinho tiene las claves para ganar la Liga



El madridismo está tranquilo, solo unos pocos exaltados culés creen que esta liga se puede escapar. La afición blanca tiene todas consigo de que la ventaja que tiene los blancos será suficiente para proclamarse campeón tarde o temprano. Al término del partido contra el Málaga, Mourinho animó a los suyos y no tuvo ningún tipo de reproche para estos. Los suyos habían jugado bien y solo una jugada aislada al final de la segunda mitad les privó de llevarse los tres puntos. Este lunes, en el entrenamiento matutino, el míster portugués habló claro con sus jugadores y les dejó patente que son ellos los que ganarán esta liga, que está en sus manos y no pueden desaprovechar esta ocasión.

Uno de los problemas más acuciantes que teme Mourinho es el desgaste físico, pero con ocho puntos de ventaja ha tomado la decisión de comenzar a dosificar a los suyos. Las rotaciones serán ahora más repetidas. En los últimos encuentros se ha visto algo cansado al equipo y Mourinho ha tomado buena nota de ello. Aprender de los errores del pasado es un método, y el ejemplo es Queiroz. En la Liga 2003/2004, con el compatriota de Mou en el banquillo, el Madrid tiró por la borda todo el trabajo hecho por no dosificar a sus futbolistas y Zidane fue uno de los que más lo ejemplificó en aquellas fechas: "¿No ves que estamos fundidos?", le comentó a Giuly en la eliminatoria que les midió con el Mónaco en la Champions League. Este hecho, acompañado por la experiencia de Mourinho, ha abierto una vía en la que tienen que basarse los próximos encuentros blancos: las rotaciones. La amplía plantilla blanca favorece este hecho y la vuelta de Di María se antoja clave para el tramo final de Liga.



Otro de los grandes puntos del Madrid son los partidos en casa. El conjunto blanco tiene que hacer un fortín del Bernabéu. El empate ante el Málaga solo ha sido un tropiezo, y con la ayuda de la afición, esa que tanto ha reclamado Mourinho en las últimas semanas, el equipo puede hacer buena la ventaja que lleva sobre su eterno rival, el Barça. A los blancos le quedan cinco compromisos ligueros en casa ante Real Sociedad, Valencia, Sporting, Sevilla y Mallorca, si no pierde ni un solo punto de estos podrá hasta caer en dos ocasiones lejos de su estadio y proclamarse campeón. Es cierto que lejos del santuario blanco habrá que torear contra seis equipos bravíos como Villarreal, Osasuna, Atlético de Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Granada, pero este equipo es capaz de eso y más. Además, a este hecho hay que sumar que el Barça gane todos sus envites de aquí al final de temporada, algo que resultará tremendamente complicado a los azulgranas, que tendrán que lidiar también con un calendario apretado y que han dejado patente esta temporada que no son invencibles, hecho que se vislumbra cuando miras la tabla clasificatoria y compruebas que ellos han perdido dieciocho puntos a lo largo del campeonato y el Madrid solo diez.

El vestuario está tranquilo. Está en su mano ser campeones de Liga y el susto protagonizado por el Málaga no ha servido más que para darles un toque de atención para hacerles ver que tiene que entregarse al máximo en los noventa minutos para no sufrir sobresaltos. El cambio del gesto blanco se verá este miércoles, en el Madrigal, donde los tres puntos deben de ser primordiales.


Deja tu Comentario