2012-10-08 16:10 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho tiene razón: el árbitro tuvo un fallo importante



Los sesudos analistas del madridismo andan ahora metidos en el escándalo de que Messi retrasó medio metro el balón para lanzar el golpe franco que dio origen al segundo gol. Ahí parece estar la clave, la explicación de por qué el Real Madrid no tradujo en el marcador su insultante superioridad en el Camp Nou. Sin embargo, nadie ha perdido el tiempo en analizar las verdades de Tito Vilanova: Khedira comete falta sobre Iniesta en la jugada previa al segundo gol del Real Madrid. Por no hablar de la situación de fuera de juego de Cristiano en el primer gol, que el árbitro no quiere ver y que el jugador se encarga de rectificar para recibir el balón en posición correcta. El árbitro pudo pitar previamente, pero no lo hizo. Es decir, que los dos goles del Real Madrid podrían no haber subido al marcador y, si se hubiera hecho justicia con el penalti clamoroso, de libro, de Pepe sobre Iniesta, el resultado pudo haber sido tranquilamente de 3-0.

Y eso sin entrar en consideraciones de que Pepe, Xabi Alonso, Özil y Sergio Ramos debieron ver dos tarjetas amarillas. Pero eso, tal y como está organizada la clase arbitral al servicio del Real Madrid, sería ya mucho pedir. No queda más remedio que conformarse con el 2-2 y además soportar las calumnias de Pepe y las mentiras de una claca mediática dispuesta a distorsionar la realidad lo que haga falta con tal de tener contento al presidente Pérez.




Deja tu Comentario