2011-05-06 17:05 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho, un tipo reincidente y con un expediente muy sucio



El noviembre de 2010 la UEFA sancionó a Mourinho con un partido y con una multa de 30.000? por conducta impropia en la Liga de Campeones contra el Ajax en Amsterdam (0-4), y multó con 20.000? a los jugadores del Real Madrid Xabi Alonso y Sergio Ramos, con 10.000 al capitán Iker Casillas y con 5.000 a Jerzy Dudek.

La UEFA acordó estas sanciones tras probar que Xabi Alonso y Sergio Ramos actuaron de forma intencionada para recibir la segunda tarjeta amarilla en los minutos finales del partido, para cumplir así un encuentro de sanción y pasar limpios a octavos de final.

Las imágenes de televisión del partido mostraron una secuencia en la que Dudek se acercaba a la portería de Iker a decirle algo al oído y posteriormente Xabi Alonso y Sergio Ramos cometieron acciones que les costaron la expulsión y cumplieron ciclo de tarjetas.

Aunque la UEFA inicialmente castigó a Mourinho con un partido y un segundo sujeto a un periodo de observación de tres años, el recurso del Real Madrid ante el Comité de Apelación hizo que lo redujera sólo a uno y que rebajara la multa de 40.000 a 30.000? y la del Real Madrid de 120.000 a 100.000?.

También en noviembre el técnico luso recibió un castigo del Comité de Competición de la Federación Española (RFEF) que le sancionó con dos partidos tras ser expulsado en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey contra el Murcia.

El Comité de Competición consideró que Mourinho se dirigió al árbitro José Luis Paradas Romero "en términos de menosprecio", ya que éste reflejó en el acta que le mostró tarjeta amarilla (m.37) por protestar una decisión suya, tras la que le dijo "vete a la mierda" y le enseñó tarjeta roja.

Esta sanción impidió a Mourinho dirigir a su equipo en el partido de liga de El Molinón contra el Sporting, días después de mantener un duro cruce de declaraciones con su técnico Manolo Preciado, que le llamó "canalla" por cuestionar el planteamiento del conjunto asturiano contra el Barcelona.

La Comisión Antiviolencia instó a la Federación a estudiar el caso, que optó por archivar el expediente abierto a Preciado.

Pero Mourinho empezó a escribir el capítulo negro de su currículum fuera de España, cuando entrenaba en Inglaterra. En 2005 la UEFA le castigó dos partidos con multa de 13.000 euros por los incidentes ocurridos en un choque contra el Barcelona en el Camp Nou en la Liga de Campeones, en el que el Barça ganó al Chelsea (2-1).

Al final del choque el Chelsea acusó al árbitro sueco Anders Frisk y al técnico del Barça, el holandés Frank Rijkaard, de haber mantenido una conversación en los vestuarios durante el descanso.

Los ingleses insinuaron que aquella supuesta conversación incidió en las decisiones posteriores de Frisk, como la expulsión de Didier Drogba, y por ello Mourinho incumplió la obligación de acudir a la rueda de prensa posterior al alegar "una serie de irregularidades".

El Chelsea ganó el 8 de marzo al Barcelona en el partido de vuelta por 4-2 y pasó la eliminatoria de octavos. Dos días después, Frisk anunció que dejaba el arbitraje tras haber recibido amenazas de muerte por teléfono, supuestamente de seguidores del Chelsea, club que también recibió una multa por aquellos incidentes.

Ese mismo año fue sancionado con una multa de 7.500 euros por acusar al entrenador del Manchester United, Alex Ferguson, de presionar al árbitro de la semifinal de la Copa de la Liga.

En italia, como entrenador del Inter, al que dirigió desde 2008 hasta mayo de 2010, fue castigado con un partido y una multa de 15.000 euros tras ser expulsado en el último encuentro liguero contra el Cagliari por insultar al árbitro.

El técnico portugués ya había sido expulsado en otras dos ocasiones desde su llegada a Italia, en los choques contra el Sampdoria y el Fiorentina. EFE


Deja tu Comentario