2011-04-27 11:04 Real Madrid Por: Administrador

Mourinho usará otra vez su antídoto ante el Barça



Tras caer en el Camp Nou por 50, José Mourinho aprendió una valiosa lección que le ha servido para mejorar al equipo  y encontrar la fórmula perfecta para vencer al FC Barcelona logrando que los azulgranas no hayan sido capaces de marcar ni un solo gol a Casillas en los dos últimos partidos.


Tras dar descanso a sus titulares ante el Valencia, Mourinho volverá a usar esta noche el trivote en el centro del campo que ya ha demostrado ser capaz de impedir el juego azulgrana a la vez que generar los contraataques letales del conjunto blanco. Pepe, el gran revulsivo blanco en los dos últimos clásicos, volverá a jugar como pivote controlando que Xavi y Busquets no puedan generar juego a la vez que se volcará en el ataque como si un mediapunta se tratase tal y como ya hizo a en Mestalla. Junto al portugués, Xabi Alonso volverá a ser el arquitecto blanco a la hora de construir y ver los desmarques de sus compañeros. Ante la baja de Khedira, Lass será el encargado hoy de aportar su músculo para cortar el juego azulgrana.



Pese a que Carvalho no podrá jugar por sanción, Casillas no deberá preocuparse ya que tendrá a una excelente defensa para impedir cualquier ataque del rival. En el centro de la zaga Mourinho confiará en dos jugadores españoles como Albiol y Sergio Ramos, que volverá a abandonar el lateral derecho para cedérselo a Arbeloa. Por la izquierda, Marcelo quiere volver a ser tan importante en defensa como en ataque.

Es en el ataque donde más variantes tiene Mourinho para realizar en función de cómo vaya el encuentro.  Todo parece indicar que el portugués repetirá el tridente de la final de Copa con Cristiano como falso ‘9’ y Özil y Di María por las bandas.  Especial labor tendrá el argentino que quiere volver a ser la pesadilla de Dani Alves. Tras la exhibición de los suplentes, Mourinho sabe que puede contar en todo momento de dos hombres gol como Higuaín y Benzema que afilarán sus garras desde el banquillo. Y si con todo eso no fuera poco, Kaká puede ser la gran sorpresa del encuentro si vuelve a demostrar el mismo nivel que en el último partido. El brasileño ha vuelto a ser el jugador que asombró al mundo y sabe que dispondrá de minutos en la segunda parte.


Deja tu Comentario