2013-02-27 00:02 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho vuelve a cargarse la imagen del Madrid



En todos los campos de España y del mundo entero existe una tradición que se ha convertido en norma: después de los partidos los entrenadores ofrecen una rueda de prensa para expresar sus sensaciones sobre los 90 minutos jugados. De esta manera los aficionados de los equipos pueden saber lo que piensa su téecnico. Eso es así en todos los clubs del mundo menos en el Real Madrid.

Hoy el Real Madrid como institución -porque el que calla otorga- se ha reído del Barcelona, de los periodistas y de lo que debe ser el fair play en el mundo del fútbol enviando a Iker Casillas -el capitán que quiso marginar Mourinho- a hacer un trabajo que debe hacer el entrenador. Y lo ha hecho en un lugar reservado a los entrenadores, no a los jugadores que son obligados a hacer ver que son lo que no son. Que un jugador tuviera que hacer de entrenador del Real Madrid no sólo es indigno de un club de la grandeza del club blanco, es una afrenta a la seriedad del fútbol español. Alguien tiene que poner freno a los desmanes de este portugués que parece muy interesado en reirse de los españoles. Lo de hoy sólo es un ejemplo. No han dado la cara ni el entrenador ni ese ayudante que le han puesto. Ha tenido que ser un jugador. ¿No le paga bastante Florentino que sólo hace su trabajo de forma parcial?




Deja tu Comentario