2013-01-19 17:01 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho vuelve a escaquearse para ver a su hijo



Entrenó a medias, sólo 45 minutos, no atendió a los periodistas como hacen todos los demás entrenadores antes de los partidos -aunque esto ya no es noticia en Mourinho- y se largó corriendo de la Ciudad Deportiva del Real Madrid porque había algo más importante que el trabajo por el que le pagan 15 millones al año: ver jugar a su hijo. Excelente padre, pésimo trabajador.

Es la segunda vez que el diario As sorprende a Mourinho haciendo dejación de sus funciones. Recientemente el técnico portugués justificó su ausencia en la gala del Balón de Oro para representar allí a su club aduciendo que tenía trabajo. As le sorprendió "trabajando" fuera de sitio y viendo el entrenamiento de su hijo con el Canillas en el mismo momento en que cinco de sus jugadores subían al escenario de Zúrich para ser nombrados los mejores en sus posiciones.



Mourinho es reincidente, ha dejado en un segundo plano sus obligaciones con el Real Madrid para irse con su hijo. La explicación del club, "se fue a casa a resolver asuntos particulares". El entrenador se fue de Valdebebas a las doce menos cuarto para llegar a tiempo al partido de su hijo, que comenzaba a la una menos cuarto. Da la sensación de que Mourinho le toma el pelo al Real Madrid y le importa más un partido de su hijo que el último entrenamiento antes de encarar la semana del doble duelo con el Valencia.

Su responsabilidad profesional sólo le da para atender sus obligaciones tres cuartos de hora. Lo primero es lo primero. Y el Madrid parece que nunca ha sido lo primero en el orden de prioridades de este entrenador de nacionalidad portuguesa.


Deja tu Comentario