2011-08-25 12:08 Real Madrid Por: Administrador

Mourinho y Casillas, la historia de un distanciamiento



Pese a que José Mourinho asegurase ayer que “Casillas puede hablar por teléfono con quien quiera”, la realidad es que la relación entre el técnico blanco y el capitán blanco dista mucho de ser la ideal según informa hoy Sportyou.

“Antonio Adán tiene que jugar. Hasta que llegué, no había jugado ni un minuto, y el año pasado jugó poco. Necesita jugar, sentir el ambiente y estar en la portería para poder evolucionar”. Con estas palabras Mourinho intentaba justificar el hecho que Casillas no disputase ni un minuto del Trofeo Bernabéu ante el Galatasaray.



Aunque sólo fuese un pachanga veraniega, sorprende que Mou haya elegido la presentación del equipo ante la afición para dejar fuera del terreno de juego a Casillas por primera vez en lo que llevamos de temporada.

Todo hace indicar que el motivo de este castigo se debe a la llamadas que el capitán blanco hizo a Xavi y a Puyol para firmar la paz después de la tensión vivida en la Supercopa de España y evitar así que la sangre llegue al río dentro de la selección española. Según informa este mismo portal, a Mourinho no le hizo nada de gracia este hecho y al día siguiente que se filtrara la noticia, el portugués no se dirigió al capitán en todo el entrenamiento. El hecho de dejarle fuera del Trofeo Bernabéu recuerda a lo sucedido la temporada pasada con Cristiano Ronaldo. El jugador luso criticó el planteamiento de Mourinho en los Clásicos y su castigo no fue otro que no ir ni convocado al encuentro ante el Zaragoza.

Pese a que el distanciamiento entre Casillas y Mourinho salga ahora a la luz, todo apunta a que ya a finales de la temporada pasada su relación no pasaba por su mejor momento por la intención de Mourinho de arrebartle al guardameta el brazalete de capitán y dárselo a un jugador de campo. Casillas, para evitarlo, quiso demostrar a su técnico que podía ejercer perfectamente de líder del equipo y fue muy habitual verle cruzar todo el campo corriendo para hablar con el árbitro y cumplir así con su cometido. Pese a que Florentino Pérez ha expresado a sus más íntimos que su deseo es el de que Cristiano Ronaldo sea quien luzca el brazalete, Casillas sigue siendo el capitán por el revuelo mediático que se creó.




Deja tu Comentario