2012-03-20 13:03 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho y Casillas no se hablan



Los detalles resultan muy importantes en el tramo final de una competición. Los equipos necesitan de más unión en sus jugadores para afrontar la parte decisiva del campeonato y dar el máximo rendimiento. Una situación que juega a favor del Barcelona en este final de Liga ante el mal rollo de un Madrid, que presenta un vestuario poblado de clanes.

El Confidencial ha levantado la liebre: Casillas y Mourinho no se hablan. El capitán y el entrenador se dan la espalda. El diálogo entre ambos es inexistente desde hace un mes. No se puede decir que nunca hayan mantenido una relación fluida, pero en las últimas semanas uno y otro hacen vida independiente.



Lo dicho, entrenador y capitán van cada uno a su rollo. Mourinho no quiere un enfrentamiento directo con Casillas, porque sabe de la ascendencia que tiene sobre la afición, pero aún está en el aire que Mou quiso quitarle el brazalete.

Ya durante el último tramo de la pasada temporada la relación era muy fría y la distancia entre ambos, muy palpable. Los partidos disputados contra el Barça aumentaron estas diferencias. A muchos jugadores no les gustó ni la imagen ofrecida ni la renuncia al juego ofensivo ordenada por el entrenador. Levantaron la voz y eso no le gustó al técnico.

Mourinho pasó factura y lanzó reproches directamente a Casillas y al resto de internacionales españoles, que reaccionaron airadamente, en especial el capitán. Tras ese incidente, el diálogo se rompió por completo.



El beneficiado de esta guerra de clanes abierta en el seno del Madrid es el Barcelona. En la recta final, resulta imprescindible apretar los dientes y la fractura del vestuario blanco juega a favor del Barcelona, donde los jugadores son una piña.


Deja tu Comentario