2012-12-21 11:12 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho y CR7 se borrarán de la Gala del Balón de Oro



Cristiano Ronaldo ya ha tenido suficiente con el papelón que le tocó hacer en Montecarlo el pasado mes de agosto viendo cómo Iniesta era elegido en sus narices mejor jugador del año para la UEFA recibiendo las felicitaciones y besos de Messi mientras él respondía con muecas sin saber qué hacer.

A medida que se acerca la fecha de la entrega del Balón de Oro se van multiplicando las informaciones que confirman que Cristiano Ronaldo no sólo no va a ganar el Balón de Oro sino que lo tiene mal para quedar segundo. Poco a poco se van haciendo públicas las votaciones y en ellas se puede palpar que la tendencia de voto de Iniesta va en aumento.



Por su parte, Mourinho sabe desde hace tiempo que el ganador en el capítulo de entrenadores será Vicente Del Bosque. Ni a uno ni a otro les hace la menor ilusión acudir a Zurich a ver cómo le entregan el premio a otro. Si Mourinho es partidario de que sus jugadores abandonen el campo cuando pierden una final para asi evitarse aplaudir al campeón, es normal que ahora quiera borrarse de la gala de Zurich arrastrando con él a Cristiano Ronaldo. Acudir allí sería un ejemplo de deportividad que los portugueses no quieren regalar al mundo.

Mourinho ya montó el numerito en 2010, cuando fue designado mejor entrenador del año. Del Bosque y Guardiola, los finalistas,  sí acudieron, pero él prefirió pasar de hacer acto de presencia en la rueda de prensa a la que estaban obligados a acudir los tres entrenadores. Aquel detalle sentó muy mal a la UEFA y al colectivo de entrenadores. Luego se sorprende Mourinho de que cae mal a los demás, pero no se para a reflexionar por qué será.

Por otra parte, el pasado año, cuando también era sabido que el galardón era para Leo Messi, Cristiano Ronaldo se quedó en casa alegando que tenía partido de Copa al día siguiente. Esta vez el Madrid tiene partido de Copa ante el Celta dos días después. Esa será la coartada de los dos portugueses para evitarse la humillación de aplaudir los galardones que no les han sido concedidos a ellos.




Deja tu Comentario