2012-04-16 20:04 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho y Pepe deberían perderse el clásico y algo más



El primero en ser sancionado debería haber sido el defensa (por decir algo) Pepe. El portugués le propinó una patada a su compañero Arbeloa totalmente intencionada durante el partido ante el Valencia que bien le podría haber costado un disgusto al internacional español. El portugués se tiró al suelo haciendo teatro y cuando se acercó Arbeloa a decirle que dejara de hacer el payaso le clavó los tacos en la espinilla pensando que era un rival. Si esa patada se la hubiera propinado a un rival el central hubiera sido sancionado. ¿Por qué no si es un compañero? ¿Y si la patada se la hubieran dado a él? ¿No recurriría el Madrid? Una agresión así merece más de un partido de sanción, como los que se llevó por el pisotón a Messi, pero una vez más aquí no pasa nada.

Pero no es el único hecho ocurrido en las últimas semanas que demuestra que al Madrid le puede la presión. Este mismo sábado vimos como José Mourinho dedicaba un corte de mangas a “alguien” después de que Karim Benzema marcara el tercer gol ante el “todopoderoso” Sporting de Gijón. Otra acción que merecería una sanción como mínimo de dos partidos si se la hubiera dedicado a alguien del equipo rival o al colegiado. Si a Piqué le cayó uno por afirmar que su expulsión ante el Sporting "fue premeditada", aquí estamos hablando de un gesto verbal que no acusatorio pero si comparable a un insulto. Pero claro, si es a los suyos no pasa nada. Eso sí, que gestos lamentables como estos se sigan viendo en los campos de fútbol, dando ejemplo.




Deja tu Comentario