2011-08-23 18:08 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho y su portavoz juegan con el Madrid



No tuvo bastante con el espectáculo dado en el Camp Nou. El portugués sabe que hizo mal, pero el silencio de Florentino Pérez no hace más que ayudar a que el ego del técnico siga creciendo. Y Mou es ya imparable. Las declaraciones de Paramés tienen una intención clara: que mañana su representado se dé un baño de masas en el Trofeo Bernabéu. Una demostración de poder, de que la afición está con él. Pero para ello están utilizando una táctica innecesaria, que sólo hace que empañar más la imagen del Real Madrid y de su directiva.

Primero, tras filtrar el club una información en la que aseguraban el arrepentimiento de Mourinho, aparece el portavoz del técnico para decir todo lo contrario. Flaco favor para Florentino Pérez, que mientras el luso se ríe de él, sigue callado y escondido, víctima de su propia creación.



Pero lo de esta mañana no tiene nombre. Primero llegan mensajes a un periodista de Canal +, desde un móvil de Paramés, en el que aseguraban que el técnico meditaba dejar el Real Madrid porqué no recibe apoyo de la directiva. Poco después, Carlos Martínez, jefe de deportes de Canal +, se ha puesto en contacto con el portavoz de Mou, y éste ha desmentido con una historia surrealista que el autor de los mensajes fuese él.

Pero vamos por partes. Es de tener poca vergüenza que se quejen de no tener apoyo de la directiva, cuándo el luso ha hecho todo lo que ha querido, siempre con el beneplácito del presidente, Florentino Pérez. A ‘The Special One’ le molestaba Jorge Valdano, que no pensaba cómo él, y lo quitaron de en medio. Y qué decir del lavado de imagen que hacen los blancos cada vez que el luso hace una de las suyas.

Piden que alguien salga a hablar. Les tendrían que explicar que el Madrid tenía a una persona que se encargaba de eso. Sí, era Valdano. Ahora deberían salir a la palestra Florentino Pérez o alguno de los directivos, pero tienen demasiado miedo. La otra opción es Zidane, pero el francés no está capacitado para responder a estas situaciones, ya que ni siquiera es su trabajo.



Aquí viene la parte graciosa de la historia. Eladio Paramés ha negado que Mourinho se quiera ir, aduciendo que el móvil desde el que se enviaban los mensajes, era un móvil con tarjeta prepago que no utilizaba desde hace cerca de un año, y que tenía guardado en un cajón sin saldo.

Lo primero que puede parecer raro es que el portavoz del técnico mejor pagado del mundo no tenga un móvil con contrato, pero puede pasar. La pregunta más obvia e importante es: ¿Con quién vive el señor Paramés? Si el móvil estaba guardado, la historia del representante implica que alguien entró en su casa, cogió el teléfono, del cual conocía el código PIN, lo recargó y ha suplantado su identidad con vete a saber que intención.

Para acabar de redondear la actuación, Mourinho emite una carta a la afición blanca, pidiendo perdón y jurando amor eterno al club. Qué bonito.  

Mientras tanto, en el Real Madrid nadie dice nada, ni en un sentido ni en otro. Y mañana Mourinho verá reforzado su estatus, cuándo salte al Bernabéu y escuche el “Mourinho quédate”. Otra cosa no, pero el luso listo es un rato.


Deja tu Comentario