2013-02-14 16:02 FC Barcelona Por: Administrador

Mourinho ya no puede quejarse del calendario



El Real Madrid jugó el sábado su partido de liga antes de medirse al Manchester United ayer miércoles. Su rival, el equipo de Ferguson, jugó el domingo. Es decir, el Real Madrid tuvo un día más de descanso que el Manchester United. Para acabarlo de arreglar, el Milan, rival del Barcelona la próxima semana en la Champions League, ha conseguido jugar su partido del campeonato italiano en viernes para disfrutar de 24 horas más de descanso que el Barcelona. Si esto hubiera ocurrido ante un equipo de Mourinho, éste ya habría puesto el grito en el cielo. El calendario beneficia a Mourinho unas veces y le perjudica otras. Como a todos. Sucede que sólo se le oye cuando le perjudica, nunca cuando le beneficia.

Por eso, cuando lo tiene todo a favor, incluso cuando el árbitro impide que el Manchester pueda marcar en la última jugada señalando el final del partido, Mourinho es capaz de encontrar un culpable para el pobre resultado cosechado por el Real Madrid en casa: Sergio Ramos. Le ha tocado.




Deja tu Comentario