2011-08-25 18:08 FC Barcelona Por: Administrador

"Muchas pancartas y poquito fútbol". Lo dice As



Desde la llegada de José Mourinho, el Real Madrid se ha convertido en un auténtico circo. Todo lo que envuelve el Real Madrid es polémica y el fútbol ya no es el debate en los bares. El técnico luso ha logrado que el juego del Real Madrid no sea motivo de críticas ya que lo extradeportivo ha adquirido mucha más importancia y trascendencia. Decía Mourinho en su carta abierta a los socios del Madrid: "Me parece que mucha gente se quedó impresionada con la calidad del fútbol demostrado por el Real Madrid en esta pretemporada". Lo cierto es que el juego desplegado por el Madrid ante el Galatasaray impresionó más bien poco. Aunque nos quiera engañar, Mou sabe mejor que nadie que lo único que impresiona de él son sus polémicas. Por el juego de sus equipos no pasará a la historia como entrenador.

Es por eso, que uno de los abanderados del madridismo, Alfredo Relaño, ha destapado al equipo blanco en su artículo de opinión de hoy en el diario AS:



Muchas pancartas y poquito fútbol

Muchas pancartas, y pancartas de verdad. Hubo alguna de esas de perfecta factura, que se ven a veces y que hacen sospechar de la mano del club. Pero hubo muchísimas de las de verdad, artesanales, de las de sábana en casa y útiles domésticos para pintar. El parroquiano del Bernabéu quiere a Mourinho, no hay duda. No le reprocha el dedo en el ojo, compra la teoría de la hipocresía, está harto del buenismo del Barça, confía en él para dar la vuelta a la situación. El Barça se ha convertido en tal obsesión que el fin justifica los medios. Nuevos tiempos, nuevo Madrid. No me gusta, pero es lo que hay.

Y ahora, el partido. Jugaron muchos, porque se permitían muchos cambios. Jugaron veteranos y noveles, españoles y extranjeros, canteranos y megaestrellas, rubios y morenos. Pero no jugó Casillas. El capitán no salió y el detalle no me hizo gracia. Casillas rompió filas con la doctrina oficial al llamar a Puyol y Xavi para confraternizar, para resolver equívocos. Me consta que a Mourinho no le hizo gracia. ¿Por eso no salió? ¿O simplemente para que Adán completara noventa minutos? Quizá lo segundo, pero estaría menos inquieto si le hubiera visto salir la última media hora y no sólo a coger la copa.



Por lo demás, fue un partido sosainas, en el que al Madrid se le notó cierta resaca de la Supercopa, que contrastó con el entusiasmo del Galatasaray, sobre todo en la primera media hora. Hubiera podido ser una buena noche para Kaká, pero no lo fue. Nada de lo que ha ocurrido esta pretemporada permite ser más optimistas que años anteriores respecto a su aportación. Los demás, bien sin excederse. Buenas trazas de Varane, buen trabajo de Callejón y Coentrao, buena parada final de Adán, la misma lucidez nueva de Benzema y Sahin finalmente no salió. En fin: muchas pancartas y poquito fútbol.

 


Deja tu Comentario