2015-11-21 20:11 Cristiano Ronaldo Por: Administrador

Mucho cuento y malos modos en el Real Madrid



La imagen de la impotencia la protagonizó Cristiano Ronaldo tratando de contrarrestar la aplastante superioridad barcelonista con malos modos y haciendo cuento. Intentó engañar al árbitro simulando un penalti de Alves sobre él en el área a pesar de que en realidad la falta la cometió él. Antes había agredido a Alves propinándole un codazo en la cara que hizo sangrar al brasileño. La tarjeta, naturalmente, se la llevó Alves. Pero Cristiano Ronaldo no estuvo solo. Sergio Ramos, que no debió acabar el partido por sus agresiones constantes. Agredió a Alves dejando el tacón para impactar con su tibia. Y luego cometió un penalti sobre Suárez utilizando también el tacón. El árbitro no quiso ver ni una cosa ni otra. Pero lo que llama la atención son las pocas luces del central andaluz, que después de cometer sus fechorías recriminaba a los jugadores del Barcelona haber exagerado su caída y hacer teatro. Es el estilo Sergio Ramos. Primero zurra, luego niega sus golpes y acaba riñendo a la víctima por haber recibido sus caricias. Pura anécdota después del baño blaugrana en el Bernabéu.  

Deja tu Comentario