2013-05-27 12:05 FC Barcelona Por: Administrador

Mucho culo y poca educación en Cornellà



Hay gente que no sabe lo que es la educación ni las normas del fair play. Y en Cornellà-El Prat la concentración de este sector de la sociedad es muy densa. A falta de gestas deportivas que echarse a la boca responden con groserías, insultos, culos y comportamientos antideportivos en la grada y con violencia en el terreno de juego.

El Barça ganó en su desplazamiento a Cornellà por 0-2. Pudo lograr más goles, pero se conformó con eso. Tampoco se trataba de ahondar en la herida perica. Poco juego, mucha patada. Eso es lo que tuvo delante ayer el Barça. Uno equipo jugaba y el otro golpeaba espoleado por un público que pedía sangre y muertos. Es curioso que cuando el Espanyol juega en el Camp Nou se le recibe como a un rival más. En el feudo blaugrana se ha perdido la vieja rivalidad desde que los grandes choques se circunscriben al Real Madrid y los poderosos de Europa. Pero en Cornellà, cuya vida transcurre peleando por evitar el descenso, el Barça sigue siendo el referente. Una victoria sobre el Barça justifica la temporada, incluso un descenso. Pero ni así. Es tan pobre el potencial del Espanyol actual que un Barça desmotivado, con la Liga ganada, vence allí sin necesidad de apretar el acelerador.



El público llevó mal lo del pasillo y se vieron muchos culos de espaldas al terreno de juego. Cada uno es libre de expresarse como quiera. También lo es el ayuntamiento de Barcelona y Cristóbal Colón. El Espanyol intentó hacerle un favor a su club amigo, el Real Madrid, tratando de impedir que el Barça iguale su récord de los 100 puntos. Para eso bastaba con lograr un empate ante el Barcelona. Pero ni eso saben hacer. Para empatarle al Barça hay que saber, y éstos, por lo visto ayer, sólo saben dar patadas. Y así ni se ganan ni se empatan partidos. Y mucho menos se consigue el pasaporte para viajar por Europa. Tampoco deseando la muerte a nadie, como se pudo escuchar en Cornellà. De año en año este equipo va empequeñeciendo. Y va a peor.


Deja tu Comentario