2014-08-24 15:08 FC Barcelona Por: Administrador

Munir, el fenómeno que Florentino quiso robarle al Barça



Joan Tubau

El FC Barcelona tuvo que apresurarse a blindar a la gran perla de su cantera, Munir el Haddadi, este verano, porque Florentino Pérez y su talonario intentaron arrancarlo de La Masía a la brava. El club blaugrana le renovó hasta 2017 con una cláusula de rescisión de 12 millones como jugador del filial, con el que ya ha debutado, y de 35 si alcanza el primer equipo.



El 23 de enero publicábamos en Madrid-Barcelona que el Madrid se había lanzado a la caza y captura de "descontentos" en la cantera blaugrana para vestirlos de blanco. Uno de ellos era Munir: "La filtración que confirma el interés del Real Madrid por Munir ha llegado curiosamente desde Inglaterra. El portal británico ‘TribalFootball' informa que el Arsenal se ha interesado por este futbolista que acaba contrato el próximo 30 de junio y que se ha encontrado con la sorpresa de que el Real Madrid se le ha adelantado en las negociaciones, que están ya avanzadas para que el jugador vuelva a casa y se incorpore a la disciplina blanca el próximo verano.

Según la misma fuente, además del Real Madrid y el Arsenal, también el París Saint-Germain y el Bayern Múnich se han interesado por él después del excelente rendimiento que ha ofrecido en los partidos que ha disputado con el FC Barcelona en la UEFA Youth League.  Munir pertence al FC Barcelona desde 2011. Antes había pasado por la cantera del Atlético de Madrid y por el Majadahonda en calidad de cedido. Allí marcó 32 goles en 30 partidos".

Nacido en El Escorial y de origen marroqui, Munir El Haddadi es la gran esperanza blaugrana para el futuro. Él representa el segundo paso de una generación que liderará Deulofeu en el FC Barcelona. Su golazo, el tercero, en la final de la Champions League juvenil, ha abierto los ojos a todos los grandes de Europa. Pero Munir está atado y bien atado.



Munir se inició en El Escorial, fichó por el Galapagar y de ahí pasó a formar parte de la cantera del Atlético de Madrid, que lo cedió al Rayo Majadahonda, hasta que el Barcelona le echó el ojo a través de su técnico García Pimienta, que luego le dirigiria en el juvenil B del Barça. Allí permaneció dos años, aunque la temporada pasada ya disputó algunos partidos con el A de la misma forma que este año ya ha debutado en la Segunda División A con el Barça B.

Munir es un jugador 10 que a los 18 años ha demostrado ya que va camino de crack. Su resistencia física y su exquisita técnica, unida a su enorma calidad humana, dan pie a pensar en él como en el futuro del Barça incluso como heredero directo de Leo Messi... si a la FIFA no le sabe mal.

 


Deja tu Comentario