2012-01-18 12:01 FC Barcelona Por: Administrador

Muñiz Fernández tiene mucho peligro



Será el tercer Clásico que arbitre César Muñiz Fernández en su carrera, un colegiado que no estuvo muy acertado en las anteriores ocasiones en las que tuvo que mediar entre los eternos rivales. El primer encuentro entre Barça y Madrid que pitó lo hizo en la campaña 2002-03 en un partido que finalizó 1-1 pero que no quedó exento de polémica. 
 
La excesiva permisividad de la que hace gala acabó por perjudicar a los azulgranas. Por un lado Zidane agredió con un manotazo a Puyol, mientras que también Makelele agarró de los pelos a Thiago Motta en una acción que debía ser merecedora de una sanción ejemplar pero que el entonces presidente de Competición, Alfredo Flórez, interpretó como “lances del juego”. 
 
Y el segundo Clásico que tuvo que dirigir fue el liguero del pasado curso, que también finalizó con empate a uno en tablas en el marcador. Tampoco se mostró tajante ni contundente el árbitro originario de Bélgica. Las incesantes agresiones a los jugadores del Barça fueron inexistentes para él, mientras que tampoco vio el derribo de Casillas a Villa dentro del área. 
 
Aun así, sí que vio el penalti de Alves sobre Marcelo e incluso mostró cinco amarillas a los jugadores azulgrana por dos a los blancos. Unos registros sorprendentes teniendo en cuenta los constantes recados que recibió Messi de Pepe, quién acabó el partido sin ser expulsado. Y señaló el penalti de Albiol a Villa porque le agarró del cuello, ya que de no haberlo hecho tampoco habría visto nada. Esta noche tocará sufrir. 

Deja tu Comentario