2011-07-28 17:07 FC Barcelona Por: Administrador

Núñez y su hijo, condenados a seis años de cárcel



En un fallo leído públicamente este mediodía en medio de una gran expectación, la Sección Novena de la Audiencia ha sentenciado el "caso Hacienda", que a finales de los noventa, en plena época del "pelotazo", destapó una trama de corrupción en la que algunos empresarios sobornaban a excargos e inspectores de Hacienda para que hicieran la vista gorda en las inspecciones a sus sociedades.

Tras la lectura del fallo, la fiscalía ha pedido un receso para estudiar si solicita alguna medida cautelar para los acusados condenados a penas de cárcel, lo que se decidirá en una "vistilla" que se prevé celebrar hoy mismo.

Esta trama se comenzó a investigar cuando se desglosaron las diligencias del "caso Torras" y se abrió una nueva causa contra De la Rosa, destacados empresarios catalanes como los Nuñez y los exaltos cargos de Hacienda en Cataluña Josep Maria Huguet y Ernesto Aguiar -que fue exculpado durante la instrucción-, cuya amistad con Josep Borrell forzó a éste a renunciar a aspirar a La Moncloa en 1999.

Tras un año para redactar la sentencia, la Audiencia ha condenado finalmente a catorce de los dieciséis acusados y únicamente ha absuelto de todos los cargos al financiero Javier de la Rosa y a su asesor financiero Jorge Oller.

La sentencia condena a José Luis Núñez Clemente y a su hijo Josep Lluís Núñez y Navarro a cuatro años cada uno por un delito continuado de cohecho activo, en concepto de autor, y otros dos años de cárcel por un delito continuado de falsedad en documento oficial cometido por funcionario público, en concepto de inductor.

Además, el fallo impone a Núñez padre e hijo al pago, cada uno, de una multa de dos millones de euros por el delito de cohecho, y de otros 36.000 euros de multa por el de falsedad documental.

Entre el Barça y la construcción



El constructor inmobiliario José Luis Núñez, que hoy ha sido condenado junto a su hijo, José Luis Núñez Clemente, a seis años de prisión por el 'caso Hacienda', ha sido el presidente que más años estuvo al frente del FC Barcelona, 22 años concretamente, donde defendió que "el socio siempre tiene razón".

Con fama de ahorrador, Núñez (Baracaldo, 1931), es hijo de un policía aduanero que, cuando tenía seis meses, se trasladó a la frontera de Port-Bou (Girona), para fijar su residencia definitiva en Barcelona en 1938.

Desde los 14 años compaginó diversos oficios con estudios de contabilidad y hasta los 21 años trabajó en el departamento de Intervención de la Federación de Mutualidades Laborales y luego como agente de seguros, hasta que a mitad de los años cincuenta se inició en el sector inmobiliario con su suegro, Francisco Navarro.

Poco a poco se fue haciendo con el control de las empresas hasta lograr anteponer su nombre al de su suegro en el grupo Núñez y Navarro.

Aprovechó el desarrollo inmobiliario español iniciado en la segunda mitad de los sesenta para incrementar sus negocios y su patrimonio, y convertirse en uno de los constructores más prósperos del país.

El grupo Núñez y Navarro llegó a tener más de cien sociedades filiales y a mediados de los años setenta inició sus primeros negocios de hostelería.

En mayo de 1978 fue elegido presidente del FC Barcelona, proceso en el que derrotó a Ferran Ariño y Nicolau Casaus. Durante los 22 años en los que ocupó el puesto, saneó las finanzas del club y fichó a jugadores que marcaron historia, como Maradona, Simonsen, 'Quini', Schuster, Laudrup, Romario, Stoichkov, Figo, Ronaldo o Rivaldo.

En su mandato y bajo la batuta del entrenador holandés Johan Cruyff armó el que se conoció como el "Dream Team" y que dio al club una época dorada con la consecución de la Recopa de 1989, la Copa de Europa de 1992, y cuatro títulos ligueros consecutivos.

En 1998 fue muy criticada su gestión y la delicada situación económica de la entidad, como consecuencia de los fichajes o la descapitalización, hasta que entregó el relevo al hotelero Joan Gaspart.

Núñez se centró en su actividad privada en el sector inmobiliario y de la construcción. Alejado desde entonces del mundo barcelonista, en 2003 descartó volver a presentarse a las elecciones a la presidencia del club.

Ha sido vicepresidente para asuntos económicos de la Federación Española de Fútbol (1981-1988), vocal de la Liga Nacional de Fútbol Profesional (1985-1987) y miembro del pleno del CSD (1986-1990).

Está en posesión de la insignia de oro de la Federación Catalana de Fútbol (1992), la Orden del Mérito de la FIFA (2000) y la medalla de oro de la Federación Española de Hockey (2001).

Está casado desde 1957 con María Luisa Navarro y tienen dos hijos: José Luis y José María.

Uno de sus primeros contactos con la justicia ocurrió en 1983, cuando el jugador del Real Madrid Juanito le presentó una querella en la que le acusaba de haber pronunciado frases supuestamente injuriosas en su contra durante una rueda.

El caso llegó al Tribunal Supremo, que absolvió al presidente blaugrana en julio de 1987. Volcado plenamente de nuevo en sus actividades empresariales, en el 2000 su grupo sumaba un patrimonio que rondaba los 70.000 millones de pesetas.

En mayo y julio de 2001 sus empresas y el domicilio particular fueron objeto de dos registros en relación con una supuesta trama de corrupción de inspectores de Hacienda en Cataluña, por la que hoy ha sido condenado a seis años de prisión.

Dentro del mundo empresarial, fue vocal de la Asociación Nacional de Promotores Constructores de Edificios (1980 a 1990) y vicepresidente de la Asociación de Promotores Constructores de Edificios de Barcelona y miembro del Consejo Asesor de la Cámara de Comercio. Además, está en posesión del premio "Mejor empresario español inmobiliario del año 2000" del salón Barcelona Meeting Point. EFE.


Deja tu Comentario