2013-12-22 11:12 Real Madrid Por: Administrador

Nacho tiene el ADN del Real Madrid: es un ganador nato



Nacho es una garantía para el Real Madrid. No sólo lo demuestra en el campo, sino que los números también lo confirman. El canterano, que será titular en Mestalla por la lesión de Pepe y Varane, es talismán para el equipo ya que si juega, el Madrid no pierde. El central lleva 22 partidos invicto. Sólo perdió en el segundo que disputó, en La Romareda (2-3), y de los 24 que contabiliza ya sólo ha cedido seis empates.

Nacho regresa además al estadio que le vio debutar hace ahora tres temporadas. Fue en el primer año de José Mourinho y los blancos se impusieron tras un gran partido (3-6) con un once repleto de novedades. El equipo venía de ganar la final de Copa al Barça y el conjunto che le hizo pasillo. Entre las caras nuevas estaba la del central. A la jornada siguiente, con la Liga ya prácticamente perdida, el Madrid recibía al Zaragoza. Fue la única derrota que tiene en su casillero el canterano (2-3) con otro equipo con muchos cambios.



Nacho se ganó sin embargo la confianza de Mourinho y éste siempre respondió pese que han sido sólo 11 partidos de Liga en las tres temporadas del luso en el banquillo. El de Alcalá pagó muchas veces la pugna entre Mou y Toril. Para el primero era lateral, pero para el segundo en el Castilla siempre fue central.

Nacho no tiene la culpa, en cualquier caso, de ser uno de los jugadores más polivalentes de la actual plantilla. De hecho, con Ancelotti debutó en Granada (0-1) y lo hizo como lateral izquierdo al entrar en la segunda parte por Marcelo. Su segundo partido fue en Villarreal y también jugó por la banda izquierda como titular. El tercero fue en casa contra el Getafe y lo hizo de central ante la baja de Sergio. Y, por último, Carlo ha tirado de Nacho para jugar en Pamplona, también de central. El canterano entró por Modric en la segunda parte tras la expulsión de Ramos.

También jugó Nacho por la expulsión de Ramos frente al Galatasaray. El sacrificado fue Jesé y al cuarto de hora el canterano ya ocupaba el centro de la zaga. Una apuesta más firme de Ancelotti por Nacho fue en el último partido de Champions, en Copenhague, donde el defensa fue titular, también como central.



El madridista visita Mestalla por tercera vez ya que también jugó la vuelta de Copa con Mourinho en el banquillo la temporada pasada. En aquella ocasión entró después de que expulsaran a Coentrao y también respondió.

No se puede negar que el madrileño ha salido al rescate de los dos entrenadores en más de una ocasión. Es algo que en el Madrid, por otra parte, valoran especialmente. Un jugador que responde y que siempre está cuando se le necesita.


Deja tu Comentario